Conecta con nosotros

Medio Ambiente

Crece consciencia para realizar turismo “verde”

Publicado

el

Ciudad de México, 14 de septiembre, 2021.- El turismo ha sido uno de los sectores más afectados durante la pandemia. Según el World Travel & Tourism Council en 2020 se perdieron 62 millones de puestos de trabajo, lo que deja a sólo 272 millones de personas empleadas en todo el sector a nivel mundial, en comparación con los 334 millones de 2019.

La amenaza de pérdida de puestos de trabajo persiste a medida que la pandemia continúa sin una recuperación total de Viajes y Turismo. Pero mantengamos la calma y no perdamos la esperanza.

Algunos en la industria del turismo prevén un fuerte retorno de los viajes después de la vacuna, mejor que antes de marzo de 2020. Lo único positivo que ha resultado de la pandemia es que la gente está pensando “más verde”, especialmente en el aspecto de los viajes.

Los viajeros buscan viajar de forma ecológica, inteligente y exclusiva, por eso los viajes sostenibles y regenerativos han ganado mucha popularidad durante el último año.

El turismo sostenible pretende minimizar los impactos negativos de la industria turística y contrarrestar su impacto social y medioambiental. Por otro lado, los viajes regenerativos buscan reparar el daño que ya se ha hecho dejando el lugar que se visita mejor de lo que se encontró.

Viaje sostenible World Tourism Organization define los viajes sostenibles como la “gestión de todos los recursos de forma que se puedan satisfacer las necesidades económicas, sociales y estéticas, manteniendo al mismo tiempo la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas de apoyo a la vida”.

Esta tendencia comenzó a acelerarse tras el inicio de la pandemia, la gente valora ahora el medio ambiente y cuida los recursos naturales de la tierra, al tiempo que intenta mitigar los impactos negativos del turismo.

Los viajeros deben ser conscientes de los niveles de contaminación que provocan los viajes y de cómo afectan al medio ambiente, la fauna y la flora, la población local y las culturas autóctonas.

Según un estudio reciente de la empresa de viajes Virtuoso, cuatro de cada cinco personas (82%) afirmaron que la pandemia les ha hecho querer viajar de forma más responsable en el futuro. Casi tres cuartas partes (72%) afirmaron que los viajes deberían apoyar a las comunidades y economías locales, preservar el patrimonio cultural de los destinos y proteger el planeta.

Viajes regenerativos.

Este concepto se refiere al acto de dejar un lugar mejor de lo que estaba antes de llegar. Para que un viaje sea realmente regenerativo, debe contribuir al bienestar de la tierra, los animales y los seres humanos de ese lugar.

La experiencia de un viaje regenerativo no consiste sólo en reducir la huella de carbono o comprar productos locales, sino en mejorar activamente las condiciones sociales o medioambientales del lugar que se visita.

El viaje regenerativo busca un cambio real y medible, este enfoque puede abarcar conceptos como ser cero residuos, seguir principios de diseño natural y priorizar la restauración. La principal pregunta que debemos hacernos es “¿cómo puede ser mejor y más significativo viajar haciendo menos daño”?

Empieza con algo pequeño: puedes ser voluntario en la limpieza de una playa, en proyectos de plantación de árboles o en el apoyo a negocios de propiedad y gestión indígena. La clave está en ser un invitado amable mientras se viaja. ¿A qué esperas? Es hora de ver un cambio real y no hay tiempo que perder, ¡nunca es tarde para empezar!

Eco Hotels & Resorts Si estás buscando cambiar tu forma de viajar, Eco Hotels & Resorts es el lugar para ti. Creemos en los viajes sostenibles y regenerativos, por lo que nos preocupamos por tener un impacto positivo en el medio ambiente y en las comunidades que nos ayudan a hacer que sus vacaciones sean memorables.

Todos los hoteles y resorts miembros, contribuyen a mejorar el mundo integrando prácticas sostenibles en sus principios fundamentales. En otras palabras, su estancia mejora gracias a prácticas como el empleo de fuentes de energía sostenibles, el cultivo o la compra de ingredientes locales, la ayuda al crecimiento y la evolución de las comunidades circundantes, la educación de los viajeros, etc. Creemos en hacer del mundo un lugar mejor, ¡venga y únase a nuestra comunidad!

Continuar leyendo
Deja tu comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Medio Ambiente

Reforma eléctrica atenta contra fuentes de energía renovables

Publicado

el

Ciudad de México, 04 de octubre, 2021.- De aprobarse por el Poder Legislativo, la iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica presentada por el gobierno de México desmantelaría a la industria de energía renovable en nuestro país, lo cual encarecería la generación de electricidad y produciría daños irremediables al medio ambiente, cancelando la transición energética en el país y posicionando a México en contra de la lucha global frente al cambio climático.

La iniciativa de Reforma busca eliminar la lógica económica y ambiental en el despacho de electricidad del Sistema Eléctrico Nacional.

Esto significa que se le dará prioridad a energía sucia y más costosa, transformando dos de las principales ventajas de la energía renovable de nueva generación, ser barata y limpia, en desventajas irremontables ante la Constitución, imposibilitando su operación.

Al hacer a un lado a las energías renovables, México violaría flagrantemente el Acuerdo de París y las metas obligatorias de energía limpia en la legislación nacional. También se imposibilitaría el cumplimiento de los ambiciosos compromisos de mitigación de emisiones de empresas líderes, al forzarlas a consumir energía sucia, y se impactaría irremediablemente la competitividad mexicana.

Los generadores eólicos y solares hemos contribuido responsablemente al desarrollo sustentable del país. El 99% de la energía eólica y solar que se genera en México es producto de la inversión privada.

Su generación ha permitido la mitigación de 19 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera cada año. Los más de 300 proyectos eólicos y solares en operación suman una capacidad total de más de 12.9 gigawatts, representan 19 mil millones de dólares de inversión directa, nacional y extranjera, y más de 86 mil empleos en todo el país.

Además, a través de la generación distribuida, hemos instalado paneles que suministran de electricidad limpia, renovable, a más de 240 mil hogares, comercios y pequeñas industrias.

En contraste, Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha preferido históricamente la generación eléctrica con fuentes fósiles. Mientras la capacidad instalada de energía renovable del sector privado se multiplicó por siete en los últimos siete años, la contribución de CFE al desarrollo de capacidad instalada en energías eólicas y solares fue cercano a cero.

Hemos ganado nuestra participación de mercado compitiendo en costos. Relegar, o incluso excluir, a los actores privados que han invertido en el desarrollo y la sustentabilidad del país, tiene efectos retroactivos y expropiatorios y, lo más grave, elevaría el costo de la electricidad. Ello impactaría en la economía de las familias y debilitaría la competitividad de la economía en su conjunto.

Estamos en un momento crítico para revertir los efectos del cambio climático que hoy ya generan inundaciones, incendios y sequías con dolorosos efectos en la población.

La semana pasada, en la Asamblea General de Naciones Unidas, el Secretario General António Guterres recordó que a nivel global “necesitamos un recorte del 45% de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030”. Este gran reto demanda la suma de esfuerzos de todos, sociedad y gobierno, para enfrentar un desafío inédito. 

Tan sólo en México hay que invertir más de 6,200 mdd anuales para llegar a las metas antes de 2030. Esto es tres veces el presupuesto anual de inversión de la CFE. Hacemos un llamado al Poder Legislativo a considerar los múltiples e irreversibles efectos adversos de esta iniciativa en su discusión y eventual votación.

Continuar leyendo

Medio Ambiente

Emprendimiento sustentable, tendencia fortalecida durante la pandemia

Publicado

el

Ciudad de México, 04 de octubre, 2021.- Ser un emprendedor sustentable es ya un modo de vida, un estilo y una exigencia obligada tanto de clientes como de compradores antes, durante y posterior a la crisis sanitaria y que en 2020 se volvió tendencia, al generar ingresos económicos, pero al mismo tiempo, crear conciencia del cuidado del medio ambiente con productos que, en su elaboración y producción, demuestren en hechos y no solo en comunicación que son congruentes con lo que ofertan.

Durante la mesa redonda “Emprendedor sustentable” conformada por una investigadora, un emprendedor y un influenciador de la marca, coincidió en la necesidad de ver la comercialización de los productos de belleza y cuidado personal de la empresa brasileña, más que como un negocio, como parte de una tendencia que se ha generalizado en el mundo en la búsqueda de un equilibrio con el entorno ambiental.

Los participantes, dieron así respuesta al planteamiento inicial del especialista financiero Ismael Jiménez, “¿Cómo me convierto en un emprendedor sustentable?” y cerraron filas contra el green wash, de hacer creer pero no ser, esto es, quien pretende ofertar con mentiras productos que detrás, no ayudan al medio ambiente y se ostentan con una publicidad engañosa.

Lauren Kressler, investigadora de mercado, señaló que, durante la pandemia, todas las personas necesitamos ayuda en estos tiempos atípicos, valoramos por ejemplo la cantidad de basura que tiramos, cuánta luz gastamos, despertamos una conciencia que no existía y “creamos tendencias para generar conciencia y nos volvimos más exigentes con que nuestros proveedores cumplan los parámetros acordes a nuestra vida”.

Dijo que la clave es conectar, tener un vínculo, una visión, todas las aristas de la vida tienen que estar en equilibrio, ir mejorando y cerrar esas brechas sustentables, ser sostenibles en el tiempo y hablando hacia afuera, lo que generará impactos favorables en el negocio y en el mundo.

“Se tiene que probar no solo en comunicación sino en los hechos que los emprendimientos son sustentables, debe demostrarse. Los emprendedores deben evitar usar falsas promesas y estrategias equivocadas o corren el riesgo de que en el corto plazo perderán fidelidad, una situación que no se pueden permitir. El ADN de una empresa está escrito, un negocio sustentable, nace desde la intención al hecho”, precisó.

Por su parte, Héctor Ledezma Vidal, influenciador y Líder Natura, opinó que cada vez hay más consumidores buscando marcas y productos que marquen la diferencia porque “el futuro tiene que ser más verde y sin duda la clave para que cualquier negocio sea sustentable es que conecten con sus consumidores”.

En torno a la digitalización que aceleró los procesos de venta a raíz de la pandemia, señaló que emprendedores como él, fueron probando qué funcionaba para llegar a su círculo de clientes. En su caso, la revista interactiva Natura como herramienta, le permitió dar a sus clientes una alternativa de compra, y las constantes capacitaciones que brinda la compañía a Líderes y Consultores coadyuvaron a que su negocio no se cayera, por el contrario, se fortaleciera.

Agregó que, para ser un consultor exitoso y sustentable, se debe hacer un buen uso de las redes sociales, no mentir, no hacer creer al cliente “que soy verde pero no”.

En su oportunidad, Nacho Ferrer, emprendedor de alto impacto, indicó que el emprendimiento se volvió tendencia el año pasado porque “los clientes quieren más” y tener un producto ya no es suficiente sino que exigen más de la empresa, que el producto que se vende ayude al cliente, crearle un impacto positivo.

Se trata, señaló, de crear contenido de valor, identificar los nichos a los que se dirigen con una información real y probada.

Los participantes, coincidieron que, en la filosofía interna, es donde se entiende el impacto social y económico, y la sustentabilidad llegó para quedarse, para cubrir las necesidades y exigencias de los consumidores sumando valor por el cuidado del planeta.

Continuar leyendo

Medio Ambiente

Carbono azul, opción para combatir el cambio climático

Publicado

el

Ciudad de México, 27 de septiembre, 2021.- Las actividades humanas como el uso indiscriminado de combustibles fósiles, la sobrepesca y el mal drenaje, han degradado los hábitats marinos.

Expertos calculan que los ecosistemas marinos degradados emiten anualmente hasta 1,020 millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, lo equivalente a 19% de las emisiones procedentes de la deforestación tropical en todo el mundo.

Por ello, The Climate Reality Project hace un llamado para proteger y cuidar los ecosistemas marinos, una solución basada en la naturaleza clave para combatir el calentamiento global por su capacidad de absorber carbono y almacenarlo por miles de años.

El carbono capturado por los ecosistemas marinos o costeros se le denominacarbono azul;los manglares, humedales costeros y praderas marinas capturan el carbono a largo plazo y reducen significativamente los impactos del cambio climático.

Datos del IPCC aseguran que estos hábitats marinos tienen la capacidad de almacenar hasta 1,000 toneladas de carbono por hectárea. Asimismo, los ecosistemas marinos no se saturan de carbono debido a los grandes sumideros de carbono y sedimentos marinos que crecen con el tiempo.  

A continuación, The Climate Reality Project menciona algunos beneficios que brindan los ecosistemas marinos, con la finalidad de crear conciencia sobre su cuidado y protección.

 ●      Manglares:

Al encontrarse entre el mar y la tierra, son considerados como los bosques más ricos en carbono de los trópicos. Desempeñan un papel importante para frenar los desafíos climáticos, absorben carbono, son el hogar de una gran cantidad de especies, protegen a las comunidades costeras de tormentas, tsunamis y del aumento del nivel del mar.

De acuerdo con la ONU, los manglares son capaces de extraer hasta cinco veces más carbono de la atmósfera que los bosques terrestres. Sin embargo, están terriblemente amenazados por la contaminación, por la tala de manglares para la cría de peces y camarones, y esto ha provocado la desaparición del 20% de los manglares alrededor del mundo.

 ●      Humedales costeros

Compuestos de suelos profundos que se construyen a través de la acumulación de sedimentos minerales, gran parte del carbono capturado se encuentra en el suelo marino a varios metros de profundidad. Los humedales costeros cubren alrededor del 6% de la superficie terrestre, son el hábitat y el sitio de reproducción del 40% de todas las especies de animales y plantas, según la ONU. Asimismo, ayudan a mantener la calidad del agua en las zonas costeras, reducen el impacto de las olas y del nivel del mar como las mareas ciclónicas. Entre sus principales amenazas se encuentran los drenajes costeros, la acuicultura y el aumento del nivel del mar.

●      Pastos marinos o praderas marinas

Integradas por plantas con flores sumergidas y raíces profundas, el carbono se acumula en las praderas marinas a lo largo del tiempo y se almacena en los suelos que miden aproximadamente 4 metros de profundidad. Asimismo, los pastos marinos actúan como viveros y son fuente de alimento para gran variedad de especies, reducen el impacto de las olas, producen oxígeno, ayudan a limpiar el océano porque absorben los nutrientes contaminantes que llegan de la tierra al mar. De acuerdo con el Programa para el Medio Ambiente de la ONU, los pastos marinos ocupan el 0.2% del fondo marino y capturan el 10% del carbono almacenado por los océanos, además de retener el carbono de la atmósfera hasta 35 veces más rápido que los bosques tropicales. Sin embargo, son amenazados principalmente por el cambio climático, la pesca y las actividades industriales no reguladas.

Los ecosistemas marinos son fundamentales para la vida en la Tierra, son responsables de la mitad del oxígeno que respiramos, además contribuyen al crecimiento económico sostenible y mitigan el calentamiento global.

A medida que los hábitats naturales se encuentren amenazados por la contaminación, sobreexplotación y cambios de temperatura extremos; el funcionamiento del planeta estará en riesgo y los ecosistemas marinos serán incapaces de proporcionar los recursos que necesitamos para sobrevivir.

Nos encontramos ante una emergencia climática, de no tomar acción urgente la temperatura global alcanzará los 2.7°C a finales del siglo.

Continuar leyendo