Conecta con nosotros

Negocios

Hacia la autosuficiencia energética: un camino con grandes retos

Publicado

el

Ciudad de México, 12 de mayo, 2021.- Con frecuencia hemos escuchado que en México debemos buscar la autosuficiencia energética y, de ese modo, elevar el nivel de bienestar de la población; sin embargo, pocas veces se profundiza en cómo estos dos objetivos se conectan y lo que tendríamos que hacer para alcanzar dicha meta, así como el tiempo y la inversión que se requieren para lograrlo y, finalmente, determinar si esto elevaría el nivel de bienestar de la población.

El Socio Líder de Energía y Recursos Naturales de KPMG en México, Rubén Cruz, al hacer un análisis de este tema, considera que el concepto de autosuficiencia se puede explicar con la negación de su opuesto, es decir, la no dependencia.

Como todo plan o proyecto de mejora, debemos partir de un diagnóstico realista de la situación en la que nos encontramos, a fin de establecer las metas intermedias que nos acerquen y, eventualmente, nos lleven a la meta final, siempre que no cambiemos de objetivo o visión a lo largo de la implementación de la estrategia definida.

Por otra parte, comentó, el plan maestro debe ser independiente de factores políticos. Si queremos realmente lograr la no dependencia energética en el país (la autosuficiencia), debemos conocer al menos:

  1. ¿Cuál es nuestro consumo energético actual y cómo esperamos que sea en el futuro?
  2. Dentro de la matriz energética nacional, ¿en qué somos dependientes y cuál es nuestro grado de dependencia?
  3. ¿Cuáles son los riesgos asociados a estas dependencias?
  4. ¿Qué planes de acción se deben establecer? El primero, para mitigar los riesgos identificados (acceso a importaciones y almacenamiento), incrementando con ello la seguridad energética del país, y el segundo, a mediano y largo plazo, cuya ejecución acerque a la nación, de manera continuada y sostenida, a la autosuficiencia energética, reconociendo que lograrla atravesaría varios periodos de administración federal.

Explicó que de acuerdo con los últimos datos disponibles del Sistema de Información Energética (SENER), el consumo nacional de energía (CNE) en 2019 fue de 8,796 petajoules (PJ), cifra 4.5% inferior al promedio observado en el periodo 2016 – 2018 en el que el CNE fue de 9,209 PJ. Es de esperarse que las acciones implementadas para el control de la pandemia por COVID-19 hayan tenido un efecto negativo adicional en el CNE en 2020, situándolo por debajo del consumo de 2019. 

Dentro de los seis objetivos prioritarios del Programa Sectorial de Energía (PSE) 2020  2024 de la Secretaría de Energía, el objetivo número uno es: “Alcanzar y mantener la autosuficiencia energética sostenible para satisfacer la demanda energética de la población con producción nacional”

Para medir, de forma general, el grado en que un país puede cubrir su consumo de energía con su producción nacional, internacionalmente se utiliza el índice de independencia energética (IIE), que resulta de dividir el consumo nacional de energía (CNE) entre la producción nacional de energía de fuentes primarias (PNE).

Si el resultado es mayor a uno, el país se considera independiente o “autosuficiente” en materia de energía.

Bajo esta metodología, a partir de 2015 México dejó de ser autosuficiente en materia energética, y de acuerdo con el PSE 2020  2024, la meta de la presente administración ha sido alcanzar un índice de 1.0 para 2024.

Para llegar a esa meta es necesario recuperar la producción nacional de energía a un nivel similar al promedio de 2013 – 2014, es decir, 8,954 PJ, suponiendo que el consumo nacional de energía no rebase ese nivel de aquí al 2024, lo que limitaría el crecimiento del CNE a 1.8% en el periodo 2019 – 2024.

Bajo este supuesto, el déficit objetivo a cubrir sería de alrededor de –2,621 PJ; y aquí surgen al menos dos preguntas relevantes: ¿qué tipo de producción nacional de energía primaria se perdió? y ¿de qué forma podremos recuperarla?

Rubén Cruz sostuvo que al comparar la matriz promedio de producción primaria de energía para 2013 –- 2014 con la de 2019, observamos que la pérdida se generó fundamentalmente en petróleo, gas y condensados (hidrocarburos), y esta fue de –2,573 PJ, lo que explica 98.2% del déficit total, mientras que la disminución de -134 PJ en la producción de energía primaria de fuentes distintas a hidrocarburos (carbón, hidroenergía, geoenergía, y leña y bagazo de caña) explican, en conjunto, solo 5.1% de la pérdida de producción neta.

Es decir, la disminución bruta fue de –2,708 PJ, siendo compensada marginalmente por el crecimiento de la producción de energía eólica (+41 PJ), solar (+32 PJ), la nucleoenergía (+13 PJ) y el biogás (+1 PJ), que en conjunto disminuyeron en +3.3% la pérdida.

Del análisis anterior, podemos concluir que la pérdida en la autosuficiencia energética del país está asociada en un 73.2% a la declinación en la producción de petróleo; en un 22.8%, a la disminución en la producción de gas natural (asociado y no asociado), y en mucho menor medida, a la disminución en condensados (2.3%).

Por otro lado, los hidrocarburos tienen un peso muy relevante en la matriz nacional de producción de energía primaria. Entre 2013 y 2014 representaron 88.1% de la producción; y para 2019, después de una disminución de –29% en la producción, representaron 83.9%. Esto implica que cualquier esfuerzo para restituir el déficit energético del país obliga a la recuperación de la producción de petróleo y gas natural.

Del análisis anterior, podemos concluir al menos dos cosas:

1.   La pérdida en la autosuficiencia energética del país está asociada a la baja en la producción de hidrocarburos, en donde el 73.2% se explica por la declinación en la producción de petróleo; un 22.8%, por la disminución en la producción de gas natural (asociado y no asociado), y 2.3% por la disminución en la producción de condensados.

2.   Es tan grande la diferencia en órdenes de magnitud entre las pérdidas en la producción de energía a través de hidrocarburos vs. las ganancias marginales a través de energías limpias, que estas últimas, a corto y mediano plazo, no pueden ser vistas como una fuente de producción de energía que sustituya a los hidrocarburos.

Traducido en volumen, es necesario regresar a una producción sostenida de 2.4 millones de barriles diarios (mmbd) de petróleo crudo; actualmente la producción nacional es de 1.7 mmbd, lo que implica restituir una producción de 700 mil barriles diarios (mbd), adicionales a la declinación inercial de la producción, que es de alrededor de 100 mbd por año, es decir, en tres años se tendrían que adicionar cerca de 1 mmbd.

En cuanto al gas natural, sería necesario regresar a un nivel de producción sostenida de 6,300 millones de pies cúbicos diarios (mmpcd) en el mismo periodo, partiendo de la producción actual de 2,700 mmpcd.

Como puede anticiparse, el reto es mayúsculo y muy difícil de alcanzar en el periodo señalado (2020 –- 2024); no obstante, si la meta a largo plazo continuara siendo alcanzar la autosuficiencia energética, no queda duda de que se requeriría un esfuerzo sostenido en donde participen tanto el sector público como el privado, ya que las inversiones necesarias para un proyecto de estas dimensiones serían cuantiosas.

Si añadiéramos las tendencias sobre transición energética y se eligiera el gas natural como energético de tránsito, habría que sustituir la producción equivalente de petróleo que se dejara de generar con producción de gas natural; sin embargo, ante los bajos costos de este energético en Estados Unidos, no existen incentivos económicos para su desarrollo en el territorio mexicano, así que este podría ser promovido solo por motivos de seguridad nacional y seguridad energética.

Otro factor por considerar es que las reservas de gas en el territorio nacional se encuentran en yacimientos no convencionales, por lo que el logro de la autosuficiencia energética también tendría que pasar por la autorización del uso de técnicas de fracturación hidráulica para la extracción y producción de ese hidrocarburo.

Bajo cualquier escenario, lo que queda de manifiesto es que el objetivo de ser autosuficientes en materia de energía demanda políticas públicas y planes de acción alineados con este objetivo, así como la participación conjunta y coordinada del sector público y de la iniciativa privada para anclar y detonar las inversiones que conlleva el objetivo número uno del Programa Sectorial de Energía 2020 – 2024: “Alcanzar y mantener la autosuficiencia energética sostenible para satisfacer la demanda energética de la población con producción nacional”

Continuar leyendo
Deja tu comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Negocios

PENN Connected eficientará monitoreo en refrigeración de alimentos

Publicado

el

Ciudad de México, 28 de junio, 2022.-Johnson Controlsanunció que Sensormatic Solutions agregará PENN Connected a las capacidades de su plataforma Sensomatic IQ para aumentar la eficiencia operativa a través del monitoreo remoto de refrigeración y el cumplimiento digital.

La solución digital ayuda a los retailers a combatir el desperdicio de alimentos y ayuda con el cumplimiento al monitorear las temperaturas de los productos, tanto calientes como frías. La plataforma digital de seguridad alimentaria proporciona monitoreo remoto, lo que permite a los retailers brindar un mejor servicio a sus compradores con productos de calidad a la temperatura adecuada.

A través de alertas rápidas, los minoristas pueden intervenir a tiempo para reducir o controlar las pérdidas de productos.

“Con billones de dólares en alimentos desperdiciados cada año y con la escasez de productos esenciales como prioridad en todo el mundo, es fundamental utilizar una gama completa de herramientas para ayudar a mantener una cultura de seguridad y cumplimiento de la seguridad de los productos”, dijo Craig Szklany, vicepresidente de gestión y marketing de soluciones globales de Sensormatic Solutions.

“Con la solución de seguridad alimentaria digital bajo el paraguas de Sensormatic Solutions, estamos en una posición única para servir mejor a nuestros clientes. Ofrecer un sistema de monitoreo de acceso remoto y un mayor cumplimiento brindará a los minoristas la flexibilidad para adaptarse a los nuevos modelos comerciales, así como la tranquilidad de saber que sus consumidores tienen acceso a productos de alta calidad”.

La plataforma de seguridad alimentaria está diseñada para integrarse con Sensormatic IQ en el futuro para acelerar aún más la transformación digital para las organizaciones minoristas.

La solución de monitoreo remoto ayuda a reducir el desperdicio y la pérdida, lo que reduce los costos al mismo tiempo que promueve la sostenibilidad y los esfuerzos de cumplimiento.

La solución puede ayudar a los minoristas a aumentar el cumplimiento de la seguridad de los alimentos y ayudar a ahorrar horas de trabajo al año al optimizar los procesos, desde eliminar la necesidad de controles manuales de temperatura hasta reducir las horas de oficina dedicadas a archivar la documentación.

Con una vista empresarial de los sitios proporcionada por Sensormatic IQ, la plataforma de seguridad alimentaria promueve una visibilidad óptima para ayudar a aumentar los niveles de trazabilidad, transparencia y pruebas de calidad de los minoristas de comestibles en sus cumplimientos de seguridad.

No importa dónde se encuentre un retailer en su propio viaje de transformación digital, Sensormatic IQ ayuda a los minoristas a digitalizar de manera efectiva sus operaciones y mejorar las experiencias de los clientes. Para saber cómo los minoristas pueden llevar el monitoreo remoto al siguiente nivel con Sensormatic Solutions y PENN Connected, visite PENN Connected.

Continuar leyendo

Negocios

Exportarán 30 establecimientos TIF, carne higiénica, sana y certificada a Cuba

Publicado

el

Ciudad de México, 28 de junio, 2022.- El gobierno de Cuba auditó y autorizó que 30 Establecimientos Tipo Inspección Federal (TIF) mexicanos enviaran sus productos cárnicos de las especies bovina, porcina, aviar y ovoproductos a la isla, informó Jesús Huerta, presidente de la Asociación Nacional de Establecimientos TIF (ANETIF).

Fue el Ministerio de Agricultura de la República de Cuba que notificó al Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) de la aprobación.

Indicó que en este proceso, llevado de la mano por las autoridades del SENASICA participaron establecimientos TIF localizados en los estados de Ciudad de México, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guanajuato, Jalisco, México, Michoacán, Nuevo León, Puebla, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Veracruz y Yucatán. 16 obtuvieron la autorización para exportar por primera vez y 14 refrendaron la renovación de su autorización.

 En 2021 México exportó a Cuba más de ocho mil toneladas de productos de cerdo y ave, lo que coloca al país caribeño como el principal destino comercial de los productos avícolas mexicanos (SIAVI, 2022).

 La industria cárnica mexicana, avalada por el sistema Tipo Inspección Federal, garantiza que los alimentos que portan el sello TIF, tanto para el mercado nacional como de exportación, son producidos con los más altos estándares de higiene a nivel internacional, reconocidos por nuestros principales socios comerciales.  

Con estos logros, entre la industria cárnica mexicana y el trabajo del gobierno federal, se posiciona a México como un actor clave en la proveeduría de alimentos higiénicos y sanos a nivel mundial.

Continuar leyendo

Negocios

Bancos reducen 25% sus costos con sistema para predecir demanda de efectivo en ATMs

Publicado

el

Ciudad de México, a 28 de junio de 2022. En América Latina y el Caribe casi 50 millones de personas utilizaron medios de pago digitales (teléfonos celulares, internet o tarjetas) durante la pandemia por COVID-19. Pero la otra mitad prefirió continuar con el uso de dinero en efectivo, reveló un estudio del Banco Mundial.

En México, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) de 2021, el 78.7% de las personas (de 18 a 70 años) utilizan el efectivo para pagos mayores de 501 pesos.

Ante la alta demanda de efectivo para realizar pagos, Auriga desarrolló un sistema para analizar la disponibilidad de efectivo en los cajeros automáticos y reducir los costos de la adquisición y el transporte hasta un 25% para las instituciones financieras.

La solución de la compañía —proveedor internacional de soluciones tecnológicas para la banca omnicanal y el sector de pago— permite gestionar integralmente el proceso de administración de efectivo en todos los puntos, dentro y fuera de las sucursales bancarias, y ofrecer una mejor experiencia a los clientes.

El módulo WWS Cash Management analiza en profundidad 12 meses (o más) de datos a través de algoritmos sofisticados con lógica matemática predictiva de autoaprendizaje, lo que permite pronosticar los billetes y las monedas de distintas denominaciones para cada cajero automático.

Incluso, el sistema permite crear modelos de previsión específicos para cada cajero automático en función de su historial de transacciones, los saldos, las sucursales y eventos especiales como días festivos.

“La solución está diseñada para optimizar, anticipar, automatizar, respaldar, controlar e informar sobre todo el inventario de efectivo y el proceso de reabastecimiento para todas las entidades participantes en proceso de administración de efectivo”, destacó el Vicepresidente Comercial de Auriga, Martín Espinel.

Todas estas previsiones se combinan luego con la logística y la legislación aplicable para cada cajero y unidad (sucursal, depósito de efectivo, centro de efectivo, oficina de gestión de efectivo), involucrados en el proceso de gestión de efectivo.

Toda propuesta de orden de entrega o recogida de billetes y monedas deberá ser confirmada por el gestor autorizado, quien podrá aceptarla, rechazarla, modificarla o crear una nueva orden.

Entonces, el módulo Cash Predictive evalúa los datos diarios disponibles desde la consola de gestión de los cajeros automáticos y, de acuerdo con el uso de efectivo histórico y estacional, ordena las actividades de reposición adecuadas en detalle.

“El sistema WWS Cash Management es una solución efectiva y eficiente, compatible con múltiples proveedores y multicanal, lo que favorece la disminución de los costos de manejo y transporte de efectivo entre 10 y 25 por ciento después de 18 meses”, resaltó.

Espinel aclaró que los ahorros provienen de una mayor disponibilidad de autoservicio, almacenamiento reducido de todos los puntos de efectivo, costos reducidos de adquisición de efectivo y costos de tránsito de efectivo.

Auriga gana en “Cost of Cash”

ATMIA, principal asociación comercial sin fines de lucro que representa a la industria mundial de cajeros automáticos, premió a Auriga como resultado del concurso “Cost of Cash”.

En el documento ganador destaca el módulo WWS Cash Management, las estrategias y otras tácticas para mejorar la logística y la administración del efectivo.

ATMIA atiende a más 11 mil miembros de más de 650 empresas ubicadas en 70 países, donde abarcan todo el ecosistema de cajeros automáticos; incluidas instituciones financieras.

Continuar leyendo