Conecta con nosotros

Negocios

Hacia la autosuficiencia energética: un camino con grandes retos

Publicado

el

Ciudad de México, 12 de mayo, 2021.- Con frecuencia hemos escuchado que en México debemos buscar la autosuficiencia energética y, de ese modo, elevar el nivel de bienestar de la población; sin embargo, pocas veces se profundiza en cómo estos dos objetivos se conectan y lo que tendríamos que hacer para alcanzar dicha meta, así como el tiempo y la inversión que se requieren para lograrlo y, finalmente, determinar si esto elevaría el nivel de bienestar de la población.

El Socio Líder de Energía y Recursos Naturales de KPMG en México, Rubén Cruz, al hacer un análisis de este tema, considera que el concepto de autosuficiencia se puede explicar con la negación de su opuesto, es decir, la no dependencia.

Como todo plan o proyecto de mejora, debemos partir de un diagnóstico realista de la situación en la que nos encontramos, a fin de establecer las metas intermedias que nos acerquen y, eventualmente, nos lleven a la meta final, siempre que no cambiemos de objetivo o visión a lo largo de la implementación de la estrategia definida.

Por otra parte, comentó, el plan maestro debe ser independiente de factores políticos. Si queremos realmente lograr la no dependencia energética en el país (la autosuficiencia), debemos conocer al menos:

  1. ¿Cuál es nuestro consumo energético actual y cómo esperamos que sea en el futuro?
  2. Dentro de la matriz energética nacional, ¿en qué somos dependientes y cuál es nuestro grado de dependencia?
  3. ¿Cuáles son los riesgos asociados a estas dependencias?
  4. ¿Qué planes de acción se deben establecer? El primero, para mitigar los riesgos identificados (acceso a importaciones y almacenamiento), incrementando con ello la seguridad energética del país, y el segundo, a mediano y largo plazo, cuya ejecución acerque a la nación, de manera continuada y sostenida, a la autosuficiencia energética, reconociendo que lograrla atravesaría varios periodos de administración federal.

Explicó que de acuerdo con los últimos datos disponibles del Sistema de Información Energética (SENER), el consumo nacional de energía (CNE) en 2019 fue de 8,796 petajoules (PJ), cifra 4.5% inferior al promedio observado en el periodo 2016 – 2018 en el que el CNE fue de 9,209 PJ. Es de esperarse que las acciones implementadas para el control de la pandemia por COVID-19 hayan tenido un efecto negativo adicional en el CNE en 2020, situándolo por debajo del consumo de 2019. 

Dentro de los seis objetivos prioritarios del Programa Sectorial de Energía (PSE) 2020  2024 de la Secretaría de Energía, el objetivo número uno es: “Alcanzar y mantener la autosuficiencia energética sostenible para satisfacer la demanda energética de la población con producción nacional”

Para medir, de forma general, el grado en que un país puede cubrir su consumo de energía con su producción nacional, internacionalmente se utiliza el índice de independencia energética (IIE), que resulta de dividir el consumo nacional de energía (CNE) entre la producción nacional de energía de fuentes primarias (PNE).

Si el resultado es mayor a uno, el país se considera independiente o “autosuficiente” en materia de energía.

Bajo esta metodología, a partir de 2015 México dejó de ser autosuficiente en materia energética, y de acuerdo con el PSE 2020  2024, la meta de la presente administración ha sido alcanzar un índice de 1.0 para 2024.

Para llegar a esa meta es necesario recuperar la producción nacional de energía a un nivel similar al promedio de 2013 – 2014, es decir, 8,954 PJ, suponiendo que el consumo nacional de energía no rebase ese nivel de aquí al 2024, lo que limitaría el crecimiento del CNE a 1.8% en el periodo 2019 – 2024.

Bajo este supuesto, el déficit objetivo a cubrir sería de alrededor de –2,621 PJ; y aquí surgen al menos dos preguntas relevantes: ¿qué tipo de producción nacional de energía primaria se perdió? y ¿de qué forma podremos recuperarla?

Rubén Cruz sostuvo que al comparar la matriz promedio de producción primaria de energía para 2013 –- 2014 con la de 2019, observamos que la pérdida se generó fundamentalmente en petróleo, gas y condensados (hidrocarburos), y esta fue de –2,573 PJ, lo que explica 98.2% del déficit total, mientras que la disminución de -134 PJ en la producción de energía primaria de fuentes distintas a hidrocarburos (carbón, hidroenergía, geoenergía, y leña y bagazo de caña) explican, en conjunto, solo 5.1% de la pérdida de producción neta.

Es decir, la disminución bruta fue de –2,708 PJ, siendo compensada marginalmente por el crecimiento de la producción de energía eólica (+41 PJ), solar (+32 PJ), la nucleoenergía (+13 PJ) y el biogás (+1 PJ), que en conjunto disminuyeron en +3.3% la pérdida.

Del análisis anterior, podemos concluir que la pérdida en la autosuficiencia energética del país está asociada en un 73.2% a la declinación en la producción de petróleo; en un 22.8%, a la disminución en la producción de gas natural (asociado y no asociado), y en mucho menor medida, a la disminución en condensados (2.3%).

Por otro lado, los hidrocarburos tienen un peso muy relevante en la matriz nacional de producción de energía primaria. Entre 2013 y 2014 representaron 88.1% de la producción; y para 2019, después de una disminución de –29% en la producción, representaron 83.9%. Esto implica que cualquier esfuerzo para restituir el déficit energético del país obliga a la recuperación de la producción de petróleo y gas natural.

Del análisis anterior, podemos concluir al menos dos cosas:

1.   La pérdida en la autosuficiencia energética del país está asociada a la baja en la producción de hidrocarburos, en donde el 73.2% se explica por la declinación en la producción de petróleo; un 22.8%, por la disminución en la producción de gas natural (asociado y no asociado), y 2.3% por la disminución en la producción de condensados.

2.   Es tan grande la diferencia en órdenes de magnitud entre las pérdidas en la producción de energía a través de hidrocarburos vs. las ganancias marginales a través de energías limpias, que estas últimas, a corto y mediano plazo, no pueden ser vistas como una fuente de producción de energía que sustituya a los hidrocarburos.

Traducido en volumen, es necesario regresar a una producción sostenida de 2.4 millones de barriles diarios (mmbd) de petróleo crudo; actualmente la producción nacional es de 1.7 mmbd, lo que implica restituir una producción de 700 mil barriles diarios (mbd), adicionales a la declinación inercial de la producción, que es de alrededor de 100 mbd por año, es decir, en tres años se tendrían que adicionar cerca de 1 mmbd.

En cuanto al gas natural, sería necesario regresar a un nivel de producción sostenida de 6,300 millones de pies cúbicos diarios (mmpcd) en el mismo periodo, partiendo de la producción actual de 2,700 mmpcd.

Como puede anticiparse, el reto es mayúsculo y muy difícil de alcanzar en el periodo señalado (2020 –- 2024); no obstante, si la meta a largo plazo continuara siendo alcanzar la autosuficiencia energética, no queda duda de que se requeriría un esfuerzo sostenido en donde participen tanto el sector público como el privado, ya que las inversiones necesarias para un proyecto de estas dimensiones serían cuantiosas.

Si añadiéramos las tendencias sobre transición energética y se eligiera el gas natural como energético de tránsito, habría que sustituir la producción equivalente de petróleo que se dejara de generar con producción de gas natural; sin embargo, ante los bajos costos de este energético en Estados Unidos, no existen incentivos económicos para su desarrollo en el territorio mexicano, así que este podría ser promovido solo por motivos de seguridad nacional y seguridad energética.

Otro factor por considerar es que las reservas de gas en el territorio nacional se encuentran en yacimientos no convencionales, por lo que el logro de la autosuficiencia energética también tendría que pasar por la autorización del uso de técnicas de fracturación hidráulica para la extracción y producción de ese hidrocarburo.

Bajo cualquier escenario, lo que queda de manifiesto es que el objetivo de ser autosuficientes en materia de energía demanda políticas públicas y planes de acción alineados con este objetivo, así como la participación conjunta y coordinada del sector público y de la iniciativa privada para anclar y detonar las inversiones que conlleva el objetivo número uno del Programa Sectorial de Energía 2020 – 2024: “Alcanzar y mantener la autosuficiencia energética sostenible para satisfacer la demanda energética de la población con producción nacional”

Continuar leyendo
Deja tu comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Negocios

Daimler Planta Santiago recibe Premio Nacional de Calidad

Publicado

el

Ciudad de México, 12 de junio, 2024.- Planta Santiago de Daimler Truck México recibió el Premio Nacional de Calidad (PNC), galardón para empresas e instituciones que tienen una gestión integral, resultados sobresalientes y que brindan valor sostenible a sus clientes, colaboradores, sociedad, aliados y accionistas. 

El PNC es una iniciativa del Consejo Coordinador Empresarial, el Consejo de la Comunicación y el Instituto para el Fomento a la Calidad, que busca desarrollar, reconocer y difundir historias de éxito de diferentes empresas para que éstas sirvan de ejemplo e impulsen a más organizaciones a trabajar con la excelencia que distingue a México.  

Planta Santiago se ha convertido en un referente tanto para Daimler Truck México, como para la industria automotriz en el país, ya que lleva 55 años realizando operaciones basadas en la eficiencia e innovación, ofreciendo los más altos estándares de calidad en sus productos y procurando la integridad de sus empleados, elementos que la hicieron acreedora a este reconocimiento. 

El vicepresidente Senior de Operaciones y Vehículos Especiales en Daimler Truck North America, Jeff Allen, declaró: “reconozco el trabajo que Planta Santiago nos demuestra día con día, por su constante compromiso y convicción con el cliente, este no es más que otro ejemplo de ello y estoy seguro de que seguiremos demostrando la excelencia operacional en nuestros procesos y así seguir manteniendo a México y al mundo en movimiento”.

Para otorgarle la distinción fue considerado su compromiso con la sustentabilidad, pues cuenta con mapas de aspectos ambientales que brindan una visualización de las operaciones para identificar áreas de mayor impacto al entorno. En este sentido, se sigue un programa de segregación y clasificación de residuos, definición de proceso de reciclaje, reutilización y minimización.

Esto ha arrojado beneficios tanto ambientales como económicos, por ejemplo, reducción de residuos peligrosos de hasta 177 kg/unidad y en residuos reciclables, un incremento en el ahorro por 102 mil 904 dólares al año.

Otro aspecto considerado fue la inversión, flexibilidad y compromiso para mantener los más altos estándares de calidad en los ensambles. De hecho, en los últimos tres años se han invertido más de 30 millones de dólares en proyectos de innovación para la introducción de la gama de tractocamiones Western Star, así como en expansión y mejora de procesos que permitirán que la instalación tenga un incremento de capacidad de producción de unidades por día, con lo que se incrementará la flexibilidad para producir más y nuevos modelos.

El gerente general de Planta Santiago, Jorge Verástegui, indicó que la planta Santiago, ubicado en el municipio de Santiago Tianguistenco, Estado de México, tiene 55 años construyendo camiones y tractocamiones. Tiene 3,500 colaboradores y es una planta flexible, eficiente y con el mejor nivel de calidad dentro de nuestra región en Norteamérica.

Síguenos en nuestras redes sociales!

www.facebook.com/ArzateNoticias 

www.twitter.com/ArzateNoticias

Continuar leyendo

Negocios

Crece 400% financiamiento para compraventa de autos seminuevos

Publicado

el

Ciudad de México, 11 de junio, 2024.- Banco Santander México y Caranty, plataforma digital de compraventa segura de autos seminuevos, reportaron que la colocación de crédito para la compraventa de autos seminuevos entre particulares creció en 400% en el primer cuatrimestre del 2024 en comparación con el mismo periodo del 2023.

A inicios del 2022, Santander México y Caranty lanzaron el primer esquema de financiamiento en el país para los particulares que desean vender o adquirir un seminuevo a otro particular, empoderando así a los clientes y facilitando las transacciones comerciales de autos usados.

Como resultado de esta alianza, en los primeros cuatro meses del 2024 se observaron cifras de crecimiento en las operaciones de seminuevos entre particulares y su financiamiento, manteniendo la tendencia al alza lograda el año anterior. En este sentido, entre 2022 y 2023 también se registró un incremento del 400% en el monto total de colocación de este crédito.

Dado el éxito de este modelo, también se ha observado un aumento en el promedio del monto acreditado. En 2022, el año de su lanzamiento, el promedio del monto de crédito fue de 201 mil pesos. Para 2023, esta cifra se incrementó del 29%, alcanzando un promedio de 260 mil y, en lo que va de 2024, el promedio ya asciende a 352,000. Por tanto, el crecimiento acumulado entre 2022 y 2024 ha sido del 75%, ello evidencia que con estas facilidades los mexicanos pueden acceder a una mayor variedad de vehículos, incluso de mayor costo.

“El mercado de seminuevos está mostrando su potencial y vemos como un acierto el lanzamiento que hicimos de Caranty Credit al mercado, solución que sigue siendo única por sus características y que responde claramente a la necesidad de financiamiento para compra-venta de autos entre particulares, agregando la seguridad y seriedad de Caranty y de Banco Santander México.

Basta recordar que en México cerca del 80% de las operaciones de compraventa de autos seminuevos ocurren entre particulares que ahora tienen el mejor esquema de financiamiento”, mencionó el director comercial banca automotriz en Banco Santander México, Javier López Malo Bourlon.

“Caranty Credit ha demostrado ser un producto revolucionario para que más personas puedan acceder a un coche que, de otra manera, podría estar fuera de su alcance financiero inmediato. Les abre un abanico de posibilidades para encontrar el vehículo ideal para sus necesidades y preferencias”, mencionó el CEO de Caranty, Miguel Bulnes.

Síguenos en nuestras redes sociales!

www.facebook.com/ArzateNoticias 

www.twitter.com/ArzateNoticias

Continuar leyendo

Negocios

Arca Continental, Mondelē International y Tec de Monterrey a favor de economía circular

Por Miriam Ramírez

Publicado

el

Ciudad de México, 10 de junio, 2024.- Detonar una economía circular en México, requiere inversión y colaboración estratégica entre el sector privado, el gobierno y la sociedad, coincidieron expertos de Arca ContinentalMondelēz International y el Tecnológico de Monterrey.

Durante el Foro Líderes Impulsores de la Economía Circular, organizado por IDEAS DE NEGOCIOS TV, que arrancó con la interrogante ¿Por qué es importante la economía circular en México y en el mundo?, se expusieron avances y retos en el presente y el futuro sobre este tema angular de la sustentabilidad.

En esta tarea de impulsar la economía circular, Vicente Chávez, gerente de Comunicación Corporativa en Arca Continental, embotelladora de productos Coca-Cola, detalló que la compañía cuenta con una estrategia con tres componentes: reciclaje, desarrollo de la cadena de reciclaje, así como el fomento a la cultura, dando importantes resultados. 

“El primero es lograr que el 100 por ciento de los empaques sean reciclables. Vamos a un 98 por ciento. Ahora bien, que los nuevos empaques incluyan cuando menos un 50 por ciento de material reciclado. Ahí vamos en 27 por ciento, lo cual es bastante alentador”, compartió Chávez

Actualmente, el 96 por ciento de los empaques de Mondelēz International a nivel global están diseñados para ser reciclados, cifra que se prevé llegue al 100 por ciento hacia 2025, de acuerdo con Santiago Aguilera, vicepresidente de Asuntos Corporativos y Gubernamentales en México y Latinoamérica de esta compañía.

“A nivel México hemos buscado alianzas estratégicas, nos estamos incorporando a ECOCE para desarrollar también modelos de economía circular. Hoy es un éxito, por ejemplo, (…) el tema del Pet, pero ahora tenemos que ir con plásticos flexibles”, reconoció Aguilera.

Para Eduardo Aguiñaga Maldonado, investigador de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, la economía circular es un modelo económico que permite la extracción de recursos vírgenes de la generación de ingresos de las empresas.

Diseñando la circularidad

De acuerdo con el experto de Mondelēz International, fabricante de Oreo, entre otras marcas, la empresa asume una responsabilidad de desarrollar modelos de economía circular, la cual la considera como un modelo de innovación, crecimiento y sustentabilidad.

“En nuestra estrategia de reciclaje, por ejemplo, hemos logrado hoy tener 96 por ciento de empaques de nuestros productos diseñados para ser reciclables. Es decir, tenemos un objetivo del 100 por ciento para 2025”, argumentó Aguilera.

Por lo anterior, Mondelēz International busca que su negocio emprenda acciones orientadas a fabricar productos con circularidad, es decir, planear desde su diseño, el futuro que tendrá éste, para que su impacto en el medio ambiente sea positivo, con una visión de “mejores empaques, menos empaques y una industria que soporte esa circularidad”.

En este modelo de negocio sustentable, Vicente Chávez, gerente de Comunicación Corporativa en Arca Continental, manifestó que resulta relevante fortalecer estrategias multisectoriales para que los residuos que se generan en la producción de un producto permanezcan en la economía y no en el medio ambiente.

“Creo que esto es un compromiso, un reto multisectorial, en donde el gobierno tiene una parte importante, obviamente la industria tenemos un papel, un rol fundamental, la sociedad civil, y por supuesto, los consumidores”, aseguró.

Desde el Tecnológico de Monterrey, Eduardo Aguiñaga Maldonado, comentó que la academia impulsa la investigación sobre economía circular, debido a que hoy no se cuentan con cifras puntuales, no obstante los avances que se observan en México. 

“Creo que el mundo se está moviendo de manera muy acelerada hacia esto y la ola ya vino y hay que subirse lo más rápido en ella”, consideró.

Santiago Aguilera, vicepresidente de Asuntos Corporativos y Gubernamentales en México y Latinoamérica de Mondelēz International, afirma que la compañía busca “hacer el snack correcto, de la forma correcta y para el momento correcto”, por lo que coincidió en que la palabra clave en esta economía circular es la colaboración entre los diferentes actores.

“Necesitamos entender que tenemos que trabajar hacia adentro en todos nuestros procesos, desde el inicio, desde la concepción de nuestros productos y a partir de eso empezar a generar alianzas que tengan un impacto en toda la cadena de valor”, apuntó.

Continuar leyendo