Conecta con nosotros

Opinión

El freno a Constellation

Publicado

el

El freno a la inversión de Constellation Brands en Mexicali debe reconsiderarse. México no está en un momento donde pueda desestimar inversiones, empleos, derrama económica y descuidar su atractivo para las inversiones globales. Cuidar las inversiones no se contrapone a un crecimiento justo.

Hoy el gobierno tiene en su mano generar desarrollo social de manera ética y respetuosa ¿o no? Las acusaciones de corruptelas anteriores o estrategias empresariales en contra de los intereses de la población, ¿deberían generar frenos o más bien límites estrictos?  

La pregunta es: ¿el gobierno puede generar crecimiento responsable o no?

Hemos sido testigos de cómo empresas, gobiernos y funcionarios han participado en decisiones desastrosas para la economía del país, claro que hay desconfianza en el poder económico de facto, pero es importante reconsiderar y para esto expongo algunas premisas. 

En administraciones anteriores logramos récords históricos en Inversión Extranjera Directa (IED), y ¿de qué sirvió? ¿benefició a la población? Sólo fuimos testigos de operaciones multimillonarias de grandes corporativos que mostraban acuerdos entre personas acaudaladas sin mayor impacto para el país. 

Sí, los grandes indicadores podrían mostrarse positivos, pero los ciudadanos al final del camino no vimos ningún beneficio para la vida diaria. 

No es un secreto la precariedad salarial en México, no es un secreto la corrupción corporativa, los intereses aplastantes de grandes firmas, estrategias fiscales que mermaron y fueron en contra de los intereses del país y demás acciones que fomentaron una mala fama de las multinacionales.  

Pero, ¿podremos salir adelante o sólo señalaremos las viejas corruptelas? Y también, ¿las empresas están dispuestas a escuchar o sólo quieren acumular capital para reportar resultados positivos a sus holdings? Es momento de la sensatez. Es momento de buscar no sólo el beneficio propio. 

Ahora bien, claro que las empresas responden a intereses económicos, son entidades con la finalidad de obtener ganancias, ¿eso está mal? ¿desde cuándo está mal buscar utilidades? Entonces ¿por qué pareciera esto injusto para el gobierno? ¿es un análisis simplista o hay algo más detrás de esta decisión contra Constellation? 

Empresas como ciudadanos han sido víctimas de extorsiones y corrupción que venían de las altas esferas del gobierno, pero si ahora no existe esa forma de trabajo, ¿por qué no permitir el libre crecimiento de estas entidades económicas? ¿sabrá el gobierno generar prosperidad sin caer en prejuicios? 

También catalogar a una empresa como “mala” es grave y representa un trato no igualitario. ¿Puede o no el gobierno integrar a todos en su plan de nación? ¿sabrán las empresas trabajar con una verdadera responsabilidad social? ¿se pueden permitir inversiones y a la misma vez limitar la voracidad corporativa?  

En medio de una crisis mundial, pérdidas millonarias de puestos de trabajo, cierre de miles de empresas, ¿no debería ser el debate cómo lograr que se realice esta inversión de manera ética? ¿o el gobierno no incluye a este sector en sus planes? ¿ya los juzgó y ahora sólo emite su condena? 

Aunque lo niegue, hay una evidente posición negativa del gobierno contra las empresas. Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), ha señalado esta premisa más de una vez, pero ¿será que ya hay un juicio presidencial y nada se puede hacer al respecto? 

Si el gobierno de México tiene como objetivo generar prosperidad para los más necesitados, ¿no podrían ser las compañías uno de los factores contra la pobreza? O ¿no necesitamos empleos, fuentes de ingresos y crecimiento económica? ¿de dónde piensa el gobierno lograr esto si tiene en su lista negra a la inversión privada? 

Si hubiera corrupción atrás de Constellation Brands, ¿no está la administración en turno capacitada para demostrarlo, darle seguimiento y en su caso fincar responsabilidades? ¿puede hacerlo o no? Y si no tiene los elementos, ¿por qué dar tales afirmaciones? 

Podemos como país salir adelante. El gobierno puede y quiere. El punto es quitarse el prejuicio, bien ganado, eso sí, sobre la voracidad de las empresas, sobre decisiones injustas que llevaron al país a una precariedad para trabajadores, mujeres y para los más necesitados.  

Negarse a aceptar una realidad donde las empresas son importantes para el desarrollo de un país es negarse a ser un estadista.

Continuar leyendo
Deja tu comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El crimen por todos lados

Publicado

el

* Las frases sugestivas de MLO  

* Los consejos no los escucha 

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró en 2021, que la delincuencia organizada en el país, en general, “se portó muy bien” durante las elecciones del domingo 6 de junio. 

El proceso electoral de aquella jornada, la más grande de la historia de México, dejó 102 políticos asesinados, de ellos, 36 eran aspirantes y candidatos a distintos cargos, de acuerdo con la consultora Etellekt. 

Medios extranjeros como los Ángeles Times, publicaron que, a mitad de la contienda, cuando se ya se comenzaron a manifestar hechos de violencia el INE reconoció que por lo menos 300 casillas no se pudieron instalar para recibir la votación de la ciudadanía. 

Pero, el candidato a gobernador de Michoacán por el partido Fuerza Por México, Cristóbal Arias Solís puntualizó que en esas 300 casillas que no instalaron, se estableció como razón las amenazas del crimen organizado. 

En su informe especial “Crimen organizado y violencia en México”, la organización Justice in México en su análisis afirmó que desde el inicio de esta gestión la violencia llegó al nivel más alto que cualquier administración anterior. 

Resaltó que en los primeros dos años del gobierno hubo más de 72,000 asesinatos. Superado a los antecesores: hubo 33,635 asesinatos con Vicente Fox; 30,572, con Felipe Calderón, y 41,688, con Enrique Peña Nieto en el mismo período”. Las estadísticas son públicas. 

Todo lo anterior por el tema viral tanto en redes sociales como en los medios escritos, radio, televisión, políticos y columnistas que hacen resonar la frase del presidente: “Los delincuentes también se protegen porque son humanos”. 

El Ejército, la Marina y la Guardia Nacional han sido objeto de agresiones, maltratos e insultos de la población civil en por lo menos en 24 ocasiones durante el gobierno actual y con lo ocurrido en Nueva Italia, Michoacán, se desató la polémica y la lacónica frase de la que el mandatario no se arrepiente y la confirma. 

Sus frases que quedarán para la posteridad: 2018, “Abrazos no balazos”, 2021, “Se portaron Bien”, 2022, “Son humanos”. Son ratificaciones de acercamiento, tolerancia excesiva, defensa, aprobación y más cuando al Ejército se les prohíbe enfrentarlos y los entretienen en decenas de actividades ajenas a su función. 

La publicación Real State, afirma que López Obrador ha vertido durante su gobierno, 56 mil 181 afirmaciones falsas durante las mañaneras desde el 8 de diciembre de 2018 y otra el 30 de junio de 2021, según reveló su infografía quincenal número 55 de SPIN. Desde luego que la cifra ya aumentó. No se suman las dichas fuera de esa tribuna matinal. 

Para quién miente compulsivamente, aconsejan: “Hazle saber que te das cuenta de sus mentiras; explícale cómo te sientes cuando alguien te miente; ponte en su lugar para intentar comprenderle y así poder ayudarle mejor; sé asertivo/a cuando hables con él o ella del tema en cuestión ¿De los cercamos hay alguien que se atreva a recomendarle? 

rrrart2000@hotamil.com y Facebook

Continuar leyendo

Opinión

AMLO, “Seres humanos” 

Publicado

el

* Una frase protectora  

* Desanima a los buenos  

Ya lo había dicho en 2020: El presidente dijo que los delincuentes pueden ser familiares, hermanos, primos “que se fueron por el camino equivocado, de las conductas antisociales”. “Son seres humanos que merecen nuestro respeto”. 

 En aquella ocasión fue muy criticado por considerar que la frase era confusa, pues pareció una tutela, o justificación, e incluso dio a conocer un infantilismo: “Los voy a acusar con sus mamacitas”. Se entendió como una burla a la sociedad hastiada de la delincuencia desde entonces. 

 En el Informe de Seguridad mensual, se informó que durante el tercer mes de 2022 se registraron 2 mil 657 homicidios dolosos, 396 más que los contabilizados en febrero del mismo año. “En marzo, los homicidios crecieron respecto a los cuatro meses anteriores. La espiral de crímenes aumenta en nuestros días. 

Sólo recordemos casos pretéritos en 2014, del cómo evolucionaba la delincuencia en los tintes de terror: se conoció en marzo de ese año, que Los Caballeros Templarios practicaban horrores en rituales de iniciación de integrantes. 

Las autoridades reconocieron que investigaban testimonios de personas que aseguraban haber estado en ceremonias encabezadas por el fallecido Nazario Moreno, El Chayo o El Más Loco, fundador del cartel. Esto confronta con creces el calificativo de “Seres humanos” de la evasiva presidencial. 

La Barbarie entre delincuentes de ese nivel es espeluznante en todo el territorio nacional y lacera la vida cotidiana en casi todo el país y claramente comprobable que se carece de acciones gubernamentales para contrarrestar a ese mal que aniquila lo más sagrado que es la tranquilidad e impera el temor. 

En 2020, el 15 de febrero, AMLO escribió en su twitter: “No se debe combatir el mal con el mal. Es mejor enfrentarlo con justicia y siguiendo la sabia recomendación de nuestros antepasados: «Haz el bien, sin mirar a quien». 

Una combinación de defensa con argumentos religiosos para penetrar en conciencias con debilidad de comprensión. 

 Ayer, en Palacio Nacional, el presidente López Obrador declaró que además de cuidar a los elementos de las Fuerzas Armadas y la Guardia Nacional, su gobierno también cuida a “los integrantes de las bandas” porque “son seres humanos”. Insistió en la frase que lo compromete preocupantemente. 

Otra vez, usuarios de redes sociales y políticos reaccionaron ante su renovaba postura reiterada como una imposición que nada justifica y refrenda una postura equivocada ante la obligación gubernamental que representa, 

La insistencia guardiana que así se entiende, provoca malestar social, es abandono de obligaciones y espalda a quienes deben cuidar y un privilegio a esos humanos que actúan sin piedad.   

rrrart2000@hotamil.com y Facebook 

Continuar leyendo

Opinión

Reinserción social: nueva oportunidad de vida

Publicado

el

*Mariana Gabriela Hernández Jerónimo

EL concepto de reinserción social se relaciona con la posibilidad que tiene la persona que cometió un delito para reintegrarse a la sociedad.

Asimismo, es la bienvenida que recibe al salir de prisión, el abrazo de su familia, la calidez de su núcleo comunitario y la oportunidad laboral y social. Ésta se realiza después de que la persona es juzgada conforme a las leyes expedidas con anterioridad al hecho delictuoso; una vez que recibió la correcta y concreta aplicación de la norma por el operador de justicia.

Al final del proceso y su ejecución se muestra la eficacia del Estado de Derecho, el cual, posteriormente, a través del Sistema Penitenciario proveerá lo necesario para prevenir la reincidencia cuando se cumpla la sanción penal. De tal manera que, ante la posibilidad de volver a ser privada de su libertad, para la persona la reinserción representa un objetivo valioso, ya que le permite llevar un modo honesto de vida, con base en el respeto a los derechos humanos.

Los medios establecidos para la reinserción social son el reconocimiento del valor del trabajo, el adiestramiento adquirido para el mismo, las enseñanzas, el cuidado de la salud y el esparcimiento deportivo; cuyo deber de cuidado se encomienda a las instituciones que constituyen el Sistema Penitenciario.

A pesar de los enormes avances en el derecho interno como la incorporación de los servicios postpenales, la estandarización de la reinserción en los parámetros definidos por el sistema internacional de protección a derechos humanos contrasta con la realidad en la interpretación y aplicación de la normativa, con la ejecución de la política pública en la materia y con lo que aporta el Informe Especial sobre los Derechos Fundamentales de las Personas Privadas de Libertad en la Infraestructura Penitenciaria del Estado de México, emitido por la Comisión de Derechos Humanos de la entidad.

En pocas palabras la Reinserción Social se trata de dirigir y ejecutar acciones en beneficio de las personas que egresan del sistema de justicia penal de la Ciudad de México y sus familiares, encaminada a fortalecer su proceso reinserción social, de forma integral y personalizada; a través de programas sociales gubernamentales, no gubernamentales y de la sociedad civil, como una herramienta de prevención y evitar la comisión de nuevos delitos.

Sería conveniente mejorar la educación de la población mexicana en general ya que, como podemos observar, la mayoría de las personas que delinquen son de escaso nivel escolar. Como Estado se tendría que tratar de poner un poco más de empeño en la educación poblacional.

Derivado de la reclusión de las personas, muchas, al estar ahí en la cárcel, tienen un lugar en donde dormir, comer, hacer amigos, algunos prefieren no regresar a la sociedad ya que se sienten rechazados y mal vistos.

Al momento de salir de la cárcel se les tacha de todo y al final del día existen varias personas inocentes que están dentro y al salir ya no pueden volver a rehacer su vida.

Propongo que existan diversas empresa u órganos para poder dar trabajo exclusivamente a las personas que van saliendo de las cárceles, para así poder tener un mejor nivel de vida y una menor reincidencia.

Actualmente nos damos cuenta que la vida dentro de las cárceles en México es una vida de excesos, como lo decían en algunas lecturas, casi no existe todo lo que debe de conllevar una reinserción por ejemplo: las zonas de ejercicio, el trabajo (que es muy escaso y justo desde adentro se delinque), aunque todo lo que engloba es muy bueno, pero no existe, o al menos en México es muy escaso.

En alguna ocasión al momento de acudir a una visita guiada por un centro de reclusión platicamos con unas personas que estaban laborando en la biblioteca, y como ellos lo comentaron “nosotros ya no somos nada”, yo creo que debemos de implementar un cambio en toda la sociedad para poder aceptar a las personas que salen de las cárceles.

Claro está que tendría que ser aquellas personas que hayan cambiado su estilo y forma de vida, yo también propondría implementar educación en la cárcel, terapias psicológicas, platicas motivacionales, generar plazas laborales, acceso a la salud, entre otras cuestiones.

Sólo me queda decir: TODOS TENEMOS LA OPORTUNIDAD DE CAMBIAR NUESTRAS VIDAD EN EL MOMENTO EN EL QUE QUERAMOS, CLARO QUE NECESITAMOS AYUDA PARA ELLO.

*Estudia la Maestría en Ciencias Penales y Criminalística, en la Facultad de Derecho de la Barra Nacional de Abogados.

Foto: Freepik

Continuar leyendo