Conecta con nosotros

Opinión

Meméxico lindo y…

Publicado

el

Ha pasado ya año y medio de que el Gobierno federal, la Secretaría de Salud y la de Educación decidieron suspender las clases presenciales en el país, en todos los niveles, para evitar la propagación de COVID-19. Hoy, ante la tercera ola de contagios producida por este virus, que es más alta que las dos anteriores, el presidente López Obrador anuncia que “llueve, truene o relampaguee” el regreso a las aulas es inminente el próximo 30 de agosto.

Como la mayoría de las decisiones que ha tomado el Gobierno federal, el retorno a clases presenciales ha dividido a la sociedad mexicana. De acuerdo con la encuesta realizada por la Unión Nacional de Padres de Familia, el 38.6% de éstos se pronunció por iniciar el nuevo ciclo escolar a distancia, 35.3% en favor del regreso a clases presenciales y el 26.1% opinó que es mejor un sistema híbrido.

Otro dato relevante de esta encuesta es que el 46.2% de los padres se dijo preocupado por un posible contagio del virus SARS CoV 2 a sus hijos. Pero lo realmente significativo es que los niños que regresen a las escuelas se conviertan en las puertas de entrada para la COVID-19 a sus casas, poniendo en riesgo a papás, mamás, abuelas, abuelos, hermanas y hermanos, en pocas palabras, a su círculo de convivencia más cercano.

El confinamiento provocado por la pandemia ha traído consigo múltiples alteraciones psicológicas y físicas entre adultos y niños. En el caso de las niñas, niños y adolescentes, de acuerdo con un estudio de la UNICEF México, han desarrollado, durante este periodo, reacciones como dificultad para dormir, dolor de estómago, enojo o miedo la mayor parte del tiempo.

El regreso a clases presenciales en México debe darse pronto -en América Latina y el Caribe todavía hay 18 países con escuelas cerradas-, pero no el lunes 30 de agosto, pues las condiciones sanitarias ofrecidas por el Gobierno federal no son las óptimas, además de que no existe una planificación entre las autoridades educativas y de salud.

De las condiciones físicas y funcionalidad de la mayoría de las escuelas públicas en el país cabe decir que es lamentable, ya que el mayor número de éstas fueron vandalizadas y no cuentan con los servicios básicos como agua o luz. De medidas sanitarias ni hablamos porque no las hay.

Bajo estas condiciones es un riesgo el regreso a las aulas el 30 de agosto. El debate central debe fijarse, reitero, en las condiciones sanitarias que ofrece el gobierno morenista para garantizar la salud de los más de 25 millones de niñas y niños que iniciarán en los próximos días el ciclo escolar 2021-2022.

Ofrecer seguridad sanitaria a las niñas, niños y adolescentes no sólo es asear y pintar las escuelas. Y si no me creen recuerden la tragedia del Metro, cuyo mantenimiento, según la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, es limpiar con una franela el nombre de una estación de este sistema de transporte público.

Continuar leyendo
Deja tu comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Violencia de género, otra pandemia en México

Publicado

el

De acuerdo a las cifras que emite el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a octubre del 2021, 809 mujeres han sido asesinadas por razón de su género, sin embargo, hubo una pequeña disminución de 137 mujeres menos, comparado con el año 2020.

Los datos que arroja el informe es que en el Estado de México se detectaron 118 feminicidios, en Veracruz 61, Jalisco 57, Ciudad de México y Nuevo León 51, por lo que respecta al Estado con menos feminicidios es Tamaulipas, con tres mujeres privadas de su vida por el simple hecho de ser mujeres. Cabe mencionar que de los 2470 municipios que hay en México, en 391 se concentran los feminicidios, dejando libres a 2079.

Por lo que respecta a los delitos de violencia familiar, aumentaron casi un 20% del 2020 al 2021; en el primer año se registraron 184.464 casos y en el 2021, 214.277. En cuanto a otros delitos de violencia de género en todas sus modalidades, fuera de la violencia familiar, se registraron en el 2021, 3476 casos y en el 2020, fueron 3335, teniendo un incremento del 4.2%. Las violaciones hacia las mujeres todavía han crecido más, un 30% en comparación con los mismos meses de 2020, en donde se registraron 16.544 mujeres y en el 2021, 17.784.

Ahora bien, es urgente atender otra conducta que afecta los derechos de las víctimas, la cual consiste en la difusión de imágenes de las mismas en diversos medios de comunicación, por ejemplo, tenemos el caso de la joven Ingrid Escamilla, quien fue víctima del delito de Feminicidio, cometido por su pareja sentimental.

En este lamentable hecho, diversos medios informativos impresos y digitales se difundieron imágenes del cuerpo de Ingrid, lo cual evidentemente, la divulgación de información e imágenes de las víctimas de algún delito constituye una lesión a la dignidad de la persona y la memoria de las víctimas.

Dicha difusión causó conmoción e indignación entre sus familiares, amigos y en la sociedad en general, por ello, la respuesta de la sociedad fue exigir que no haya más filtraciones.

Además de este caso tan lamentable, es una constante que en diversos medios impresos se publican imágenes de mujeres víctimas de Feminicidio, en donde además utilizan encabezados en la famosa “Nota Roja” para llamar la atención y de esta manera atraer la atención de la gente e incrementar la venta del periódico, como ejemplo tenemos los que dicen:

“SIGUEN A DOS MUJERES Y LAS BALEAN AL PASAR POR TEPITO, UNA MURIÓ, OTRA QUEDO HERIDA”

“CAZAN A CHAVAS”

“ASFIXIAN A CHICA EN OBRA NEGRA, EN NICOLAS ROMERO”

“MADRUGAN A PAREJITA”

“ASESINAN A UNA POLICIA AUXILIAR DE LA CIUDAD DE MÉXICO CUANDO LLEGABA A SU CASA, EN ZUMPANGO, ATAQUE FUE A LAS CINCO DE LA MAÑANA”

“A BALAZOS, SICARIOS ACABAN CON PACHANGA EN COACALCO, DOS CHICAS TRATARON DE ESCONDERSE, PERO TAMBIÉN LAS MATARON.”

Es por ello que la fiscal General de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy Ramos, presentó al Congreso de la Ciudad de México, una iniciativa de Ley para castigar las filtraciones de los expedientes de Fiscalía, la cual dice:

“…DECRETO POR EL QUE SE ADICIONA UN ARTÍCULO 293 QUÁTER AL CÓDIGO PENAL PARA EL DISTRITO FEDERAL

ARTÍCULO 293 QUÁTER: Se impondrán de 2 a 6 años de prisión, y una multa de quinientas a mil Unidades de Medida y Actualización a la persona servidora pública que, de forma indebida difunda, entregue, revele, publique, transmita, exponga, remita, distribuya, videograbe, audiograbe, fotografíe, filme, reproduzca, comercialice, oferte, intercambie o comparta imágenes, audios, videos, información reservada, documentos del lugar de los hechos o del hallazgo, indicios, evidencias, objetos, instrumentos relacionados con el procedimiento penal o productos con uno o varios hechos, señalados por la Ley como delitos. Las sanciones previstas en el artículo anterior aumentarán en una tercera parte, sí la información que se difunda: Sea con el fin de menoscabar la dignidad de las víctimas o de sus familiares; Tratare de cadáveres de mujeres, niñas, o adolescentes, o Sea de las circunstancias de su muerte, de las lesiones o del estado de salud de la víctima”.

Con esta iniciativa, la persona servidora pública, será acreedora a una pena privativa de la libertad y a una multa cuando de manera indebida difunda imágenes, audios, videos y documentos sobre los cadáveres, de las circunstancias de su muerte, de lesiones o el estado de salud de las víctimas.

Es de conocimiento público, que existen algunas personas servidoras públicas que se corrompen para dar acceso o filtrar información que forma parte de la carpeta de investigación sin que ésta sea bajo un fundamento legal y, con ello, incurren en una conducta que puede llegar a generar una mala investigación del delito y la adecuada integración de la carpeta para inculpar al presunto responsable de la comisión del delito.

Es importante destacar que con esta iniciativa además de castigar a quien cometa dichas conductas, se podrá evitar la espectacularización del Feminicidio y de cualquier otra forma de violencia de género, toda vez que, si no se hace, es muy posible que se llegue a acrecentar la normalización de la violencia contra las mujeres, además de que se puede percibir como una manera de incitar al entretenimiento y, como consecuencia, agrava el daño a las víctimas.

Es por ello que al establecer un tipo penal para sancionar a los servidores públicos que revelen o difundan imágenes o archivos de investigaciones se podrá fortalecer la protección legal a los derechos de las víctimas y combatir la violencia mediática de género.

“Una de cada 3 mujeres puede sufrir de abuso y violencia durante su vida. Esto es una abominable violación a los Derechos Humanos, pero continúa siendo una de las pandemias más invisibles y poco conocidas de nuestros tiempos”. (Nicole Kidman)

Continuar leyendo

Opinión

Medios lanzan a Adán Augusto

Publicado

el

* Ebrard y Sheinbaum, preocupados 

* El de SEGOB, sueña el dedazo” 

El presidente atacado por segunda vez por el Covid, dejó las mañaneras al frente de su entrañable amigo Adán Augusto López Hernández, titular de Gobernación y con ello lo elevó ante la opinión pública como otro presidenciable y ha opacado a los alfiles Claudia Sheinbaum y a Marcelo Ebrard. Monreal queda rezagado. 

 Luego de morir la primera esposa de López Obrador, Rocío Beltrán en 2003, Adán Augusto López fue el encargado, a través de su notaría, de hacer el recuento de propiedades intestadas e iniciar un juicio sucesorio intestamentario.   

Muy al estilo del periodismo mexicano, se comenzó a manejar antes notario en Tabasco que hizo grandes favores al hoy presidente, como el manejo de las propiedades de su esposa fallecida, en beneficio del mandatario y sus hijos. Un departamento en Copilco y una propiedad en el sureste. Lo dirigió a cargo de las Mañaneras y se alborotaron los medios. 

Ante el despliegue informativo sobre su futuro político, Adán Augusto López rechazó ser presidenciable: “no sudo calenturas ajenas”, una frase muy al estilo priista de los 70s. Fue una respuesta calculada que quienes saben de política ni de chiste se le cree. No hay político de ese nivel que no quiera el envidiable ascenso. 

Los días de Adán Augusto al frente de las mañaneras, fueron incoloros en el escenario presidencial, Claudia la consentida y Marcelo, que puenteaban casi codo con codo, con ligera ventaja del canciller. 

Adán Augusto López, se descartó para contender por la Presidencia de la República en 2024, dijo, tiene un compromiso con Andrés Manuel López Obrador, en espera que el halo llegue del sensor facultado para la consagración que, aunque con COVID, sigue presente a través de videos recomendando remedios caseros para el temible bicho. 

Durante la conferencia matutina, el titular de Gobernación fue cuestionado sobre si le gustaría aparecer en la boleta electoral de 2024, cuando se elegirá a un nuevo presidente o presidenta de México, y respondió: con la vieja frase utilizada por AMLO en 2019.

El presidente, aquel miércoles, aseguró que, en casos de corrupción, el Gobierno no protegerá a nadie y que en su caso “no sudará calenturas ajenas por el problema”. Fue el 12 de febrero del año arriba anotado, Adán Augusto, repitió muy al estilo de todos los allegados del mandamás que calcan lo más que pueden de su alto jefe. 

Ni el Photoshop del que abusa la señora Sheinbaum para borrar sus “patas de gallo” y demás arrugas producto de sus 59 años, le han servido para competir con el nuevo filtrado por los medios en la contienda interna.

La cancillería informó que había tomado la decisión de no enviar a ningún representante mexicano, luego que diversos órganos internacionales criticaron el respaldo de México a la reelección, cuestionada por diversas irregularidades, de Daniel Ortega. AMLO le enmendó la plana ordenando todo lo contrario dejando sin equilibrio político a Ebrard, inclinando la testa. Júrelo, Adán Augusto va… 

rrrart2000@hotmail.com y Facebook

Continuar leyendo

Opinión

Meméxico lindo y…

Publicado

el

Largas filas afuera de los hospitales para hacerse una prueba COVID-19, falta de las mismas para satisfacer la alta demanda, escases de medicamentos para tratar esta enfermedad y, sobre todo, una gran desesperación entre las ciudadanas y ciudadanos, es los que nuevamente está viviendo el país a más de dos años de la llegada de la pandemia.

Pero, ¿por qué nuevamente México atraviesa por una crisis en el sistema de salud para atender la pandemia provocada por el virus SARS CoV 2, ahora bajo la cepa llamada Ómicrom? La respuesta sigue siendo la misma que al principio: una mala estrategia para combatirla e ineficaces servidores públicos al frente de ella.

Esta cuarta ola de contagios se veía venir desde hace más de seis meses, sin embargo, las autoridades federales de salud no hicieron nada para fomentar una cultura de prevención entre los mexicanos que hiciera posible un menor impacto entre la población, mucho menos implementaron políticas que contuvieran su llegada del exterior.

El resultado es que el día 12 de enero se rompió el récord de contagios desde la llegada del virus a México al registrarse en 24 horas, 44 mil 187 casos, se llegó a 4 millones 408 mil 014 casos estimados y al fallecimiento de 300 mil 574 mexicanas y mexicanos, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud federal, a los cuales sí se le suman los datos del Registro Civil (160 mil 422) nos da un total de 461 mil 186 decesos provocados por COVID-19.

Dichas cifras se conocen a pesar de las malas recomendaciones hechas por el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, quien aconsejó a las personas con probables síntomas de COVID-19 no acudir a hacerse una prueba, con el oscuro propósito de no aumentar los números de por sí ya alarmantes.

Y mientras López-Gatell quiere esconder las cifras, su jefe, Jorge Alcocer, declara que la variante Ómicron puede curarse con una untada de vaporub, paracetamol y bebiendo tés, en el colmo del cinismo y en una muestra más de que el secretario de Salud es sólo un florero más de dicha dependencia que ha dejado mucho que desear en su combate a la pandemia.

Otro dato relevante de esta nueva cepa es que le está dando a los niños menores de 15 años, sector de la población que a ninguno de los dos funcionarios mencionados anteriormente le preocupa, pues según ellos, los niños tienen un sistema inmunológico más fuerte que el de un adulto, por lo que no es necesario vacunarlos, cuando en otros países del mundo se está inmunizando ya a los infantes.

Las preguntas que cabe hacerse ahora son: ¿en cuántas semanas más empezarán a colapsar los hospitales en todo el país?, ¿cuántas personas más morirán por la negligencia de nuestras autoridades de salud? y ¿cuándo se dará cuenta el presidente que el verdadero enemigo de los mexicanos no es el virus sino el “zar anticovid” Hugo López-Gatell?

Continuar leyendo