Conecta con nosotros

Sociedad

Piden a Gobierno Federal sumarse al Programa “Del Campo al Aparador”

Publicado

el

Ciudad de México, 29 de marzo 2021.- Piso parejo en la aplicación del Estado de Derecho para combatir el contrabando de textiles y productos confeccionados, y la inmediata liberación de permisos para sembrar algodón biotecnológico en el campo mexicano, urgieron al gobierno federal líderes de los sectores algodonero y textil nacional, pues advirtieron que la falta de certeza jurídica en esos rubros ha provocado perder competitividad frente a productos chinos y de otros países; desempleo y la caída de hasta 35% en la producción de algodón.

El presidente del Comité Nacional Sistema Producto Algodón, Relbo Raúl Treviño Cisneros; el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Textil (CANAINTEX), Manuel Espinosa Maurer, y el director Ejecutivo de la organización Protección de Cultivos, Ciencia y Tecnología (PROCCYT), Cristian García de Paz, hicieron un llamado al gobierno de México para lograr la autosuficiencia del cultivo de algodón, y apoyar el Programa “Del Campo al Aparador” diseñado para alcanzar el potencial productivo y detonar un círculo virtuoso empleo-bienestar en el país.

Precisaron que la mayor ventaja de esa iniciativa es que no requiere subsidios: “Es un programa sin costo para el gobierno”.

Lo que necesitamos, indicaron, es la toma de decisiones por parte de las autoridades para que en 2024 los productores mexicanos puedan lograr una producción adicional de 500 mil pacas de algodón (un aumento de 30% en comparación con las actuales); sembrar en 50 mil hectáreas más, y un crecimiento de 27% del PIB en el sector.

En tanto, a la industria textil se le brindaría la oportunidad de crear 150 mil empleos; aumentar 11% el crecimiento del PIB, incrementar las exportaciones principalmente a Estados Unidos, y proveer al gobierno de 23 mil millones de pesos adicionales en recaudación de impuestos, como resultado del combate a la corrupción.

Durante el Seminario El algodón en México: un recuento desde el ambiente, la agricultura, la industria, la economía y la cultura, organizado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), los representantes de la cadena de valor “Del Campo al Aparador” resaltaron la importancia del sector como motor de la economía nacional, pues en conjunto brinda al país un valor de producción que asciende a 79 mil millones de pesos; emplea a 1.4 millones personas, y genera impuestos por 40 mil 650 millones de pesos anuales.

Sin embargo, dejaron claro que la cadena enfrenta importantes riesgos de no asumirse las decisiones gubernamentales oportunas y correctas.

El presidente del Comité Nacional Sistema Producto Algodón expuso que como resultado de la falta de semillas a elección de los productores, en 2020 la producción de algodón se desplomó entre 30 y 35% en el país, lo que generó desempleo al reducirse la cantidad de hectáreas sembradas.

Lamentó que en 2019 el gobierno mexicano haya prohibido el uso de semillas de algodón genéticamente modificadas, aun cuando su siembra había permitido detonar la producción de la fibra, y a pesar de que esa semilla es más amigable con el medio ambiente porque requiere mucho menos aplicaciones de pesticidas.

El especialista afirmó que los productores tienen plena conciencia de que la fuerza impulsora que los llevará a cumplir sus metas “recae en el gobierno”, y al respecto, recordó: “Tenemos ya mucho tiempo que no hemos recibido respuesta a nuestras solicitudes. Dependemos totalmente de las decisiones que se vayan tomando desde las instancias implicadas”.

Estableció que lo que está en juego es la competitividad de los productores mexicanos frente a los de otras naciones como Estados Unidos, donde el cultivo del algodón biotecnológico es visto como lo que es: una herramienta que ayuda a hacer más con menos.

En ello coincidió García de Paz quien apuntó que los productores mexicanos prácticamente abandonaron el uso de la semilla convencional debido a la insostenibilidad de producir algodón, frente a los ataques de plagas y malezas. Por ello –refirió- adoptaron la biotecnología, y desde 2016 duplicaron la producción de algodón por hectárea.

Al hablar de los beneficios al medio ambiente que genera el uso de semillas genéticamente modificadas, el directivo citó que desde 1997 en que surgió la primera generación de esas semillas, se dejaron de aplicar 667 toneladas de ingrediente activo de insecticidas; se simplificó el control de malezas, y se redujo el uso de combustibles fósiles hasta en 47 litros por hectárea.

Informó que actualmente los productores están en espera de la dictaminación de solicitudes de la tercera generación de semillas con nueva tecnología que ofrecen resistencia a insectos y tolerancia a herbicidas foliares y de pre-emergencia, y reveló que en fase de desarrollo se encuentran características novedosas como la tolerancia a la sequía, lo que permitirá un cultivo más sustentable en el manejo de control del agua.

A su vez Espinosa Maurer, expresó que para ser competitivos mundialmente, se requiere fibra de algodón de la más alta calidad en el sector textil y la fabricación de productos confeccionados, por lo que la falta de permisos para sembrar algodón que cuenta con nuevas tecnologías, “nos pone en grave desventaja, para empezar, frente a nuestro principal socio comercial, Estados Unidos”.

Por ello se pronunció por articular con mayor fuerza toda la cadena de valor y lograr una industria mexicana competitiva a nivel mundial, que representa uno de los objetivos estratégicos del programa “Del Campo al Aparador”, en el cual se requiere la participación del gobierno federal para la toma de decisiones en aras de combatir la corrupción en la importación de mercancías textiles y de confección por debajo del valor de materia prima.

Y puntualizó: “Tenemos una oportunidad de oro de ser un jugador importantísimo global en la industria textil.

Lo que necesitamos es que haya buen algodón producido en México; que haya semillas de última generación, y que se potencialicen los polígonos que existen. De esa forma tenemos muchas posibilidades de éxito, y de ser un jugador global y competir con Asia, en especial con China y muchos otros países”.

Continuar leyendo
Deja tu comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sociedad

Buscan fortalecer cultivo de tomate en San José del Progreso

Publicado

el

  • Pretenden ampliar su capacidad para contar con dos ciclos de producción al año

San José del Progreso, Oaxaca, 16 de mayo, 2022.- En Maguey Largo, localidad San José del Progreso, seis campesinos y una campesina consolidaron un grupo de productores de tomate en invernaderos y macrotúneles, actividad que desde hace 10 años es su fuente de ingresos.

A una década de iniciar con este proyecto, gracias al extinto Programa Especial de Seguridad Alimentaria (PESA) del gobierno federal, buscan la forma de ampliar su capacidad para contar con dos ciclos de producción al año y fortalecer la industria en esta población de la región Valles Centrales.

Humberto Porras Sarmiento, representante del grupo de productores, cuenta que se vio obligado a emigrar a estados del norte del país para trabajar en la construcción, en ciudades como Tijuana y Mexicali. Sus padres, sin embargo, sembraban frijol, maíz, calabaza y en alguna ocasión hasta tabaco.

En 2012, se alió con un familiar indirecto para gestionar con el PESA un invernadero para sembrar tomate. A finales de 2013, consiguieron tres invernaderos más para igual número de campesinos y a partir de 2015 obtuvieron macrotúneles.

Un invernadero mide 500 metros cuadrados y produce entre 10 y 12 toneladas de tomate por ciclo; mientras que los macrotúneles miden 100 metros cuadrados y generan tres toneladas por ciclo, que dura entre cuatro y siete meses.

“Cuando llegaron los tres invernaderos casi sembramos juntos, pero después se fueron alternando y cada quien ahora siembra cuando tiene la oportunidad de sembrar. A muchos se les alarga el ciclo, a muchos no, y trabajamos cada uno en su invernadero, pero juntos como grupo en las gestiones”.

Georgina Jovita Porras Arango era ama de casa y al separarse de su esposo tuvo dificultades económicas para sostener a sus cuatro hijos, entre ellos, una que aún es menor de edad. Por eso solicitó un macrotúnel para tener una fuente de ingresos.

“Decidí hacerlo porque no tenía económicamente de dónde sacar dinero y tengo una niña que mantener”, dice. El resto de sus hijos e hijas ya alcanzaron la mayoría de edad y se mantienen económicamente.

Entre 2016 y 2017, Jovita Porras sembró fresa, pero no tuvo una buena cosecha. Aunque sus compañeros de grupo y en las capacitaciones le recomendaron sembrar tomate, no lo hizo. Optó por chile, con el que la producción fue mejor, pero no obtuvo resultados económicos porque no se vendía mucho y el precio era bajo.

Finalmente, empezó a sembrar tomate, producto que le ha funcionado no sólo en producción, sino también en ventas.

“De ahí empecé hace un año a sembrar el tomate porque aunque haya en la comunidad sí se vende de todas maneras. Antes yo era ama de casa, sigo siendo, pero sí me da tiempo porque lo que tengo es un macrotúnel. No tengo necesidad de ocupar a mi familia. Yo trabajo ahí y mis hijas me ayudan en la casa”.

Desaparición de PESA hizo el camino difícil

La desaparición del PESA en el actual gobierno federal colocó a estos campesinos en una situación difícil, porque era a través de este programa que obtenían capacitaciones y algunas dotaciones de insumos, como fertilizantes e insecticidas.

Eso los orilló a gestionar estos apoyos ante la Compañía Minera Cuzcatlán a partir del año 2018. La empresa, durante este tiempo, les ha entregado apoyos en insumos y en talleres para la gestión de su actividad. Ahora ha cambiado la modalidad y otorga materiales para que construyan otro invernadero o macrotúnel, con el fin de que amplíen a dos ciclos y cuenten con tomate todo el año.

Porras sostiene que en esta década han logrado consolidar una fuente de empleo para sus familias, cuyos integrantes (esposa e hijos) son los que trabajan en los invernaderos.

Continuar leyendo

Sociedad

Carecen de energía eléctrica 1.2 millones de personas en México

Publicado

el

*Hoy es Día Internacional de la Luz

Ciudad de México, 16 de mayo, 2022.-La luz solar es un recurso indispensable para la vida en la tierra, permite el desarrollo de las actividades humanas y es clave para que las comunidades vulnerables puedan adaptarse y hacerle frente a los efectos del cambio climático. Sin embargo, en México, el 1% de las viviendas no tienen acceso a la energía eléctrica, lo equivalente a 352,000 hogares o bien, 1.2 millones de personas, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Para The Climate Reality Project América Latina es fundamental que los gobiernos actúen a favor de la justicia climática, que pone a las personas como prioridad, principalmente a las comunidades vulnerables ante los efectos del cambio climático.

 La luz solar es un recurso renovable, fuente de vida para millones de ecosistemas, animales, personas, plantas, facilita el desarrollo de actividades como la agricultura, ganadería, ciencia, tecnología; permite el acceso a servicios básicos como la electricidad, agua potable, salud, comunicaciones, y es de tal importancia que la UNESCO declaró el 16 de mayo como el Día Internacional de la Luz. 

En el marco de este día, a través de una transición energética justa es posible que las personas tengan acceso a energía limpia y sin interrupciones, utilizando la energía solar para conseguir beneficios económicos, sanitarios, sociales y ambientales.

La superficie terrestre recibe 120,000 terawatios de radiación solar, lo equivalente a 20,000 veces más potencia de la que necesita el planeta completo, por tanto, es posible generar electricidad a través de la energía solar, de forma accesible para todas las personas y comunidades. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Energía Solar, implementar la energía solar a nivel nacional, significaría un ahorro en la emisión de un millón 43 mil toneladas de dióxido de carbono, lo equivalente a plantar más de 77 millones de árboles o evitar manejar 225,333 autos durante un año completo.

A nivel social, implementar las energías renovables contribuye a que todas las personas –incluyendo a las comunidades vulnerables– tengan acceso a energía limpia y segura, mejoren su calidad de vida e incrementen su igualdad de oportunidades. Como fuente renovable e inagotable disponible en todo el mundo, la energía solar tiene la capacidad de satisfacer las necesidades energéticas mundiales de forma constante.

En el ámbito económico, la energía eólica y fotovoltáica son más baratas que los combustibles fósiles y además contribuyen a la generación de empleos en todo el mundo. Según datos de la Agencia Internacional de Energías Renovables, IRENA por sus siglas en inglés, desde 2010 la energía eólica ha descendido su coste de generación en un 23% y la energía solar se ha abaratado hasta un 73%.

En cuanto a salud, las energías limpias generan mucha menos contaminación que los combustibles fósiles, por lo tanto, no implican un daño para las personas. Según un estudio realizado por la Universidad de Harvard, la contaminación procedente de la quema de combustibles fósiles, causa una de cada cinco muertes prematuras en el mundo, lo que sugiere que el impacto en la salud por la quema de carbón, petróleo y gas es mucho peor de lo que se pensaba. Por otra parte, la comunidad científica alrededor del mundo ha planteado y comprobado que la transición a energías limpias es una solución para combatir el cambio climático, pues promueve el desarrollo económico sostenible y disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero.

Estamos en un momento decisivo como humanidad, sabemos que la industria eléctrica tradicional basada en la quema de combustibles fósiles ya no es viable ni favorable para la vida en la Tierra; contribuye al cambio climático y representa el 60% de todas las emisiones mundiales de Gases de Efecto Invernadero.

Es momento de tomar acción, para exigir a los gobiernos y empresas, una transición energética justa y equitativa en donde se cumpla con la justicia climática, de forma que todas las comunidades y ciudades tengan acceso a energías limpias. Por otra parte, disminuir el consumo de electricidad ayuda a reducir de forma significativa las emisiones contaminantes.

Foto: Freepik

Continuar leyendo

Sociedad

Millennials regalan experiencias o viajes a mamás

Publicado

el

Ciudad de México, 10 de mayo, 2022.- En este día, festividad de gran relevancia en México y que honra la labor maternal, Teads, la plataforma global de medios llevó a cabo su estudio Brand Pulse, en el que participaron más de 8,000 mexicanos en una serie de encuestas para conocer las últimas tendencias en hábitos e intención de compra de los consumidores para ese día.  

Los resultados del estudio indicaron que 55% de los consumidores piensan comprar regalos, principalmente a las madres (46%), a las esposas (16%), a las hijas/cuñadas (12%), a las abuelas (11%) y entre otras (45%), pero todas enfocadas en la gran celebración.

A pesar de que el año pasado la economía en México se vio afectada por la pandemia, en los últimos meses de este 2022 los canales de ventas online tuvieron un crecimiento de 27% y esto se ve reflejado en que 37% de los encuestados en el estudio planean comprar un regalo vía internet.  

Aunque existen muchas opciones de regalos en los diferentes mercados, las flores son las más populares como detalles para mamá, ya que 37% de los entrevistados planea regalarlas, seguido de artículos para el hogar (14%), electrónicos (13%) y experiencias o viajes (12%). Las joyas (11%), la ropa (8%), y suscripciones (5%) son también mencionadas como opciones de regalo para este día de las madres. 

Algunas de las conclusiones destacadas del estudio, es que los millennials es la generación más propensa a regalar experiencias o viajes (16%) y artículos electrónicos (18%), posiblemente por su mayor poder adquisitivo. 

Una de las grandes enseñanzas que nos dejan las madres es que más vale ser prevenidos para no lamentar después, por lo que 32% de los encuestados compró su regalo dos semanas antes del gran día, mientras que 34% lo hizo una semana antes y 12% el día del evento. “Estamos celebrando una de las fechas más especiales en el año, y con ello un momento importante de planeación. Sabemos que dos de cada tres consumidores compró su regalo con al menos una semana de anticipación. Estas compras con mayor planeación deben ser consideradas por las marcas para anticiparse de manera oportuna en el desarrollo de sus campañas y posicionarse como una opción atractiva para sus consumidores”, comentó Izael Castillo, Insights Manager Teads México.

Foto: Freepik

Continuar leyendo