Conecta con nosotros

Medio Ambiente

Consume industria minera 0.9% de agua en procesos productivos

Publicado

el

Por Connie Villeda y Ángel Pérez

Ciudad de México, 26 de marzo 2021.- La industria minero – metalúrgica es la que menor cantidad de agua consume en sus procesos productivos, en apenas 0.9%, aseguró el presidente de la Cámara Minera de México (Camimex), Fernando Alanís Ortega.

Durante la conferencia virtual, Agua para el Desarrollo Sostenible, organizada por Mujeres WIM México, el representante minero especificó que la industria autoabastecida, compuesta por la química, azucarera, petrolera, celulosa, papelera y minera, se abastecen en un 4% de ríos, arroyos, lagos, o acuíferos, cifra de la cual la minería apenas utiliza 0.9%.

En la ponencia Agua y Minería en México, Alanís Ortega especificó que el sector minero sabe de la importancia del uso eficiente del agua y ha invertido recursos económicos y talento para lograr su mejor aprovechamiento, reducir su huella hídrica y beneficiar a los pobladores de las comunidades en donde opera y en donde su impacto es menor al agua disponible.

Contrario a lo que se piensa, subrayó, la minería es la actividad industrial que más agua recicla y recupera y en donde se tiene cero descargas como parte del compromiso ambiental, además de que continúa buscando tecnologías, junto con sus proveedores, para seguir incrementando la recirculación del líquido y su tendencia es llegar al 100% de agua reciclada.

Informó que las mineras instaladas en el país han construido más de 70 plantas de tratamiento de aguas residuales que funcionan con eficiencia operativa y en beneficio de las comunidades.

Alanís Ortega recordó que en 2019 la minería consumió 583.7 millones de metros cúbicos de agua, de los cuales solamente 49.2 millones de metros cúbicos fueron de agua de primer uso y el resto agua tratada, recirculada o desalinizada de mar.

En ese mismo año, las plantas de tratamiento de agua residuales del sector minero trataron 10 millones de metros cúbicos de agua resolviendo un problema de salud entre la población y generando agua ecoeficiente para uso industrial.

La industria minera es objeto de muchos mitos, y entre ellos el que utiliza mucha agua en sus procesos y que contamina los afluentes cercanos, sin embargo es importante señalar que “la industria minera paga derechos por el agua como cualquier otra empresa, pero la diferencia es que además nuestro sector corre con los gastos por los sistemas de extracción que instala y el consumo de energía para tener acceso a ella”, enfatizó Fernando Alanis.

El directivo de Camimex comentó que la industria minera lleva a cabo muchísimas actividades para hacer un uso correcto del agua. “Un ejemplo es que a lo largo del proceso minero se cuenta con sistemas de aprovechamiento del agua, en la molienda e incluso en la etapa final donde el agua se deposita en la presa de jales, una vez que se asienta, la que queda en la superficie se vuelve a bombear para su uso”.

Cabe señalar que la Cámara Minera de México en su informe de sustentabilidad da a conocer que de acuerdo con el reporte de Conagua, la minería participa únicamente del 0.9% del consumo nacional de agua, muy por debajo del sector agrícola que es el que consume más.

Por su parte, Flor de María Harp, directora del Servicio Geológico Nacional, dio a conocer los diversos estudios de agua que llevan a cabo en el sector minero, tanto en fuentes alternas de suministro de agua, como de los impactos que pudieran generar sus operaciones en los afluentes cercanos.

“Un ejemplo de los estudios fue en la mina La Natividad, en Oaxaca, para ver si había o no afectación en un arroyo que abastece a una población. Se hicieron los estudios con el modelo hidrogeológico y el resultado definido fue que no había ninguna afectación por la obra minera”, agregó.

Así también mencionó que las presas de jales en la industria minera “son grandes colectores de lluvia, porque es una oquedad donde el agua se puede almacenar y puede ser bombeada para suministrar a las comunidades aledañas o reutilizarse”.

Al hablar sobre los retos señaló que además de continuar apoyando a las instituciones, es muy importante plantearse “cómo podemos contribuir como seres humanos a cuidar el agua, ya que el 14% del consumo recae en nosotros. Podemos hacer esfuerzos individuales porque aporta mas la suma de pequeños esfuerzos cotidianos de muchas personas, que grandes esfuerzos de algunas empresas”.

Continuar leyendo
Deja tu comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Medio Ambiente

Logra Globant la Neutralidad de Carbono para ser compañía Net-Zero

Publicado

el

Ciudad de México, 12 de enero, 2022.- Globant (NYSE: GLOB), una compañía nativa digital enfocada en reinventar los negocios mediante soluciones tecnológicas innovadoras, anunció que se convirtió carbono neutral como un nuevo paso en su compromiso de ser una compañía Net-Zero. Globant empezó su ruta hacia las emisiones Net-Zero en 2020 cuando pasó a ser 100% energía renovable, comprando certificados que aseguraron el uso de esta clase de recursos en todas sus operaciones.

“En Globant, siempre hemos sido conscientes de nuestra huella ecológica y lograr la neutralidad de carbono es otro paso importante en nuestro camino hacia las cero emisiones”, dijo Martín Migoya, CEO y co-fundador de Globant. “Nuestros esfuerzos para convertirnos en una compañía Net-Zero están alineados con nuestro propósito de hacer del mundo un lugar mejor, un paso a la vez, siendo parte de la solución”.

En 2021, Globant se sumó al compromiso “Business Ambition for 1.5°C” de la iniciativa Science Based Targets (SBT), uniéndose así al movimiento global de Race to Zero, dedicado a tomar acción rigurosa e inmediata frente a las emisiones relacionadas a los negocios de la compañía. Globant, con oficinas en 18 países y más de 20.000 Globers, ha empezado a trabajar en un plan de acción global de descarbonización.

Reduciendo su consumo de energía, garantizando el suministro de fuentes renovables de electricidad y ecologizando los desplazamientos de los Globers son algunas de las iniciativas en marcha para cumplir con sus responsabilidades de alcanzar un mundo neutral en carbono.
Como un proveedor líder en soluciones tecnológicas, Globant también trabaja junto a su portafolio de clientes para ofrecerles estrategias más sostenibles.

Para el final de 2020, la compañía lanzó su propio Sustainability Studio, utilizando la intersección entre negocios, tecnología y sustentabilidad para ayudar a las compañías a reducir sus emisiones antes de la fecha límite de 2030 para lograr una reducción del 50% en emisiones globales.

Para concientizar dentro de la organización y hacer que el objetivo de neutralidad de carbono sea un logro compartido, Globant invitó a todos sus Globers alrededor del mundo a ser parte del compromiso global y elegir entre los siguientes proyectos mediante los cuales pueden compensar sus propias huellas de carbono laborales: Bajo Calima y Bahía Málaga (Colombia), Brazil Nut (Perú), Kootznoowoo (US, Alaska), GreenTech (Romania), and  Wind Power Project (India).

“Desde que empezó nuestro camino hacia las emisiones netas de carbono, siempre hemos concebido la iniciativa como un esfuerzo en equipo para transformar nuestra compañía en un agente ambiental positivo”, dijo Francisco Michref, Government Affairs & Sustainability director en Globant.

 “Lograr la neutralidad de carbono es un logro muy importante para Globant, pero este es apenas el inicio. La misma neutralidad estará acompañada por objetivos a largo plazo basados en la ciencia para alcanzar gradualmente un modelo mejorado para la descarbonización”, agregó.

La iniciativa Be Kind to the Planet ha estado comprometida a hacer del mundo un lugar mejor y a transformar las vidas de las personas al reducir emisiones, liderando el camino hacia un mundo mejor tanto para esta generación como para las futuras.

Continuar leyendo

Medio Ambiente

Realiza México investigación para afrontar cambio climático en agricultura

Publicado

el

Ciudad de México, 03 de enero, 2022.- Ante los efectos del cambio climático en la agricultura, México desarrolla investigación para obtener variedades más resistentes, modificar fechas de siembra de cultivos y replantear el potencial productivo de algunas especies, informó el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP).

El investigador del INIFAP, Ignacio Sánchez Cohen, destacó que el impacto más grande del cambio climático, concerniente a la agricultura, es en la temperatura, y dentro de ella, en el incremento de la mínima nocturna, la cual afecta la fisiología de los cultivos.

Explicó que todos los cultivos se desarrollan en un rango óptimo de temperaturas (amplitud térmica), “pero cuando éste disminuye, es decir, la diferencia entre la temperatura máxima y la mínima óptima baja, entonces se aceleran los procesos fisiológicos y podemos encontrar comportamientos atípicos en los cultivos como la floración temprana, brote de espigas adelantado y aparición de plagas o enfermedades, entre otros”.

Un ejemplo es con el cultivo de algodón, donde se han observado “bellotas” vanas que, en condiciones “estándar” de clima, pudiera pensarse que se deben a un déficit hídrico, sin embargo, existe una correlación con el incremento en temperaturas mínimas que propician esa condición, indicó.

Sánchez Cohen comentó que otro aspecto importante del cambio en patrones del clima, es la temporalidad de las precipitaciones pluviales, así como la intensidad con que estas ocurren en algunos lugares de zonas áridas.

Así, se ha documentado el incremento en la tasa de lluvia (mm hr-1), lo que otorga la categoría de lluvias torrenciales con gran impacto en diferentes aspectos de lo cotidiano. 

Respecto a la temporalidad, también se ha observado que la aparición o época de lluvias se ha modificado, por lo que éstas ya no ocurren como hace algunos años, lo que ha impactado a zonas de temporal en el país.

Por ello, abundó, las fechas óptimas de siembra que conocemos hoy día, no serán ya las más adecuadas por el calentamiento global. En un futuro, el potencial productivo tenderá a moverse a lugares más templados, donde ese rango de temperatura no sea tan evidente, tratando de que la ocurrencia de lluvias coincida con los requerimientos hídricos de los cultivos.

El experto dijo que la aleatoriedad de la precipitación pluvial afecta la producción de escurrimientos en las partes altas de las cuencas, parte del cual se almacena en presas de donde se abastece a los distritos de riego.

Al disminuir estos escurrimientos, entonces, bajan los volúmenes concesionados a los usuarios del riego, con impacto en las economías regionales y la nacional.

La ciencia también ha encontrado una relación estrecha entre fenómenos climáticos globales como El Niño y la relación precipitación–escurrimiento en cuencas. Actualmente se tienen casos de esta situación en algunos distritos de riego del norte del país, anotó.

El investigador del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias señaló que todos los cultivos presentan sensibilidad, en mayor o menor grado, al cambio climático, ya sean de riego o temporal o si son de ciclo anual o perennes.

Tienen diferentes requerimientos de temperatura por lo que, las alteraciones al régimen térmico óptimo los afectan de diferente manera, dependiendo la especie.

En los cultivos anuales, frutales y de otro tipo, agregó, el efecto de la temperatura se ve en la cantidad de floración y hay algunos muy sensibles. Por ejemplo, un cultivo de invierno, si la temporada no es fría, entonces hay un impacto y se tienen que implementar compensadores de frio o productos químicos que puedan ayudar a sobrellevar el riesgo térmico.

Dejó en claro que la investigación tiene un papel importante que jugar, en términos de biotecnología al realizar estudios para obtener variedades de cultivos adaptadas a la nueva condición climática.

Si la fecha de siembra en un lugar determinado registra un promedio anual más caliente y el cultivo es primavera verano, la fecha de siembra sería determinante y tendría que ser modificada, anotó.

Es ahí donde la investigación busca que los requerimientos de máximos y mínimos de temperatura coincidan con la nueva realidad y el cultivo no sufra de estrés térmico por los incrementos en la temperatura, destacó.

Sánchez Cohen aclaró que el hablar de biotecnología para crear variedades más resistentes no implica modificaciones genéticas, sino identificar, con cruzas, los materiales genéticos que presentan cierta resistencia o  tolerancia a algo, y propiciar así la propagación de una variedad que presente esa característica.

Desarrolla INIFAP modelos climáticos

 Destacó que el INIFAP cuenta con un laboratorio nacional de modelaje y pronóstico de cosechas en Aguascalientes, donde se utilizan algoritmos avanzados para la modelación climática, tratando de entender las variaciones climáticas para proyectar los impactos en rendimiento de los cultivos y actuar en consecuencia.

 El Instituto opera el Centro Nacional de Recursos Genéticos, dedicado a la conservación de los recursos genéticos de México como parte de la estrategia nacional para el resguardo de la seguridad agroalimentaria y ambiental, para salvaguardar de forma apropiada y sistematizada los recursos genéticos más importantes para México, mediante el desarrollo y aplicación de tecnologías de vanguardia e investigación de frontera para el mantenimiento de colecciones de germoplasma.

 Este es la fuente de germoplasma para el desarrollo de nuevas variedades resistentes a los impactos adversos del clima en la agricultura, anotó.

El INIFAP también desarrolla esquemas de reconversión productiva que trata de la adaptación de nuevas especies en sitios donde las condiciones climáticas y la disponibilidad de agua han cambiado de manera notable.

Ignacio Sánchez Cohen comentó que, debido a que el impacto del cambio climático, en algunas especies no es muy notorio a simple vista, el productor tarda tiempo en reconocer que algo está pasando con su cultivo.

Por ello, recomendó a los agricultores estar atentos a los desarrollos científicos y acercarse a los centros públicos de investigación como el INIFAP, que cuenta con campos experimentales en las 32 entidades, además de ocho centros regionales, seis laboratorios nacionales y 38 campos experimentales, para recibir asesoría.

Continuar leyendo

Medio Ambiente

Sigma se une al Pacto Mundial de las Naciones Unidas

Publicado

el

San Pedro Garza García, Nuevo León, 28 de diciembre, 2021.- Sigma anunció su reciente adhesión al Pacto Mundial de las Naciones Unidas, la iniciativa más grande en materia de sustentabilidad corporativa.

En comunicado de prensa precisó que la decisión está alineada a su Estrategia de Sustentabilidad y forma parte del Camino Sustentable de Sigma. Además, reafirma el compromiso de hacer negocios de manera responsable, basados en cuatro pilares de acción: Salud y Nutrición, Medio Ambiente, Bienestar y Valor Compartido.

La participación de Sigma en el Pacto Mundial sigue los lineamientos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y sus Compromisos de Sustentabilidad 2025. De igual manera, la estrategia de la compañía considera acciones globales para promover y mantener los derechos humanos y laborales, el cuidado al medio ambiente y la ética en los negocios.

Al respecto, Rodrigo Fernández Martínez, CEO de Sigma destacó: “convertirnos en una compañía más sustentable es nuestra responsabilidad y nos permite sostener el crecimiento en el tiempo. Estamos comprometidos a generar valor para nuestros grupos de interés, mientras promovemos estilos de vida saludables, utilizamos los recursos de manera eficiente y cumplimos nuestro propósito de ofrecer a las comunidades sus alimentos favoritos”.

Algunos logros destacados en línea con estos esfuerzos incluyen:

  • Más del 60% de la energía utilizada en sus operaciones proviene de fuentes más limpias o renovables, como la eólica, hidroeléctrica y solar.
  • Desde 2019 se han evitado más de 5,300 toneladas de plástico virgen al incluir plástico reciclado y reducir su uso en empaques.
  • Más de 19,200 toneladas de alimentos de Sigma han sido donados desde el 2015, lo que equivale a más de 135 millones de porciones.

Continuar leyendo