Conecta con nosotros

Salud

El gran reto de las industrias: las ventas y la salud de los consumidores

Publicado

el

Ciudad de México, 21 de diciembre de 2020.- El consumo de alimentos ultraprocesados ha ido en aumento en Latinoamérica, lo cual coincide con el incremento en los índices de sobrepeso y obesidad en la región.

El Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO) consultó diversos estudios que señalan el incremento en las ventas de estos alimentos de manera constante en la pasada década. Al mismo tiempo, los patrones sanos de alimentación están siendo reemplazados de manera rápida en países de ingresos medios y bajos (1).

Los productos industrializados contienen mayores cantidades de azúcares, grasas, grasas saturadas y sodio, al tiempo que son bajos en fibra, minerales y vitaminas. También son más energéticamente densos, formulados para ser más agradables al paladar y para formar hábitos (2).

De hecho, aunque la ingesta energética en Latinoamérica fue de 1959 calorías diarias en promedio, la mayor parte de estas vienen de carbohidratos (54%) y grasas (30%). Más del 25% de toda la energía proviene de alimentos altos en azúcares y grasas como pastelillos, papitas, dulces, panes y bebidas azucaradas (3).

De igual manera, solo el 18% de lo consumido viene de fuentes ricas en fibra y nutrientes, como los granos, frutas y verduras, frijoles, pescados y nueces.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) refiere en su estudio “Alimentos y bebidas ultraprocesados en América Latina” que las ventas de estos productos aumentaron un 8.3% entre 2009 y 2014, lo cual significa que pasaron de 406 kcal per cápita por día a 441 kcal. Entre 2015 y 2019, la previsión era que se incrementaran otro 9.2%, pasando a 482 kcal per cápita/día (4).

Cabe destacar que la obesidad y el sobrepeso han sido relacionados directamente con el sobreconsumo de alimentos industrializados, sin embargo, es importante recordar que estas son enfermedades multifactoriales en las que elementos como la genética, la economía y la cultura tienen un rol importante.

La situación en México

En 1999, en el país se compraban 199 kilogramos de alimentos procesados al año por persona. En la actualidad, de acuerdo con información dada a conocer por el Instituto Nacional de Salud Pública, son 214 kilogramos.

Los azúcares añadidos aportan 12.5% de la energía total a la dieta, alrededor de dos veces más que los azúcares intrínsecos. Los productos procesados y empaquetados como los snacks, pasteles y postres contribuyen el 25% de estos nutrientes (5).

Estudios elaborados al respecto, advierten que el 63.3% de la población excede la recomendación de consumo de grasas saturadas y 87,5% exceden la sugerencia de ingesta de azúcar diaria (6).

Dicho desequilibrio de las dietas está relacionado con la presencia excesiva de productos ultraprocesados en la alimentación. En este sentido, los más consumidos en el país son, en orden descendente por su aporte calórico a la dieta: refrescos y bebidas azucaradas, galletas (bizcochos) pasteles y postres, panes industriales, snacks dulces y salados, jugos y bebidas endulzados, salsas y aderezos, caramelos (dulces), cereales endulzados para el desayuno y yogur endulzado con aromatizantes, informa la OPS.

Entre 2012 y 2018 los índices de obesidad y sobrepeso en el país aumentaron casi 4 puntos porcentuales en el caso de las personas mayores de 20 años. Estas cifras pasaron de 71.3% de la población a 75.2%, señala la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición.

Este fenómeno se repite en el caso de los niños. Entre los mexicanos de 5 a 11 años de edad, en 2012 la proporción de quienes sufrían estas enfermedades era de 34.4 por ciento. En 2018, fue 35.6 por ciento.

Continuar leyendo
Deja tu comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salud

Necesario construir estrategias para tratar la obesidad como enfermedad

Publicado

el

Ciudad de México 12 de enero, 2021.- La obesidad debe ser tratada con seriedad, lo que supone un cambio desde la raíz de esta enfermedad tan compleja, además de atender las posibles comorbilidades, comentó Julio Morfín, gerente médico de Ifa Celtics, al dar a conocer en conferencia de prensa la campaña “Cambia la historia de la Obesidad”.

La campaña busca concientizar al público en general sobre el tratamiento de la obesidad como una enfermedad, que requiere una estrategia integral que involucre un cambio en el estilo de vida, una sana alimentación, llevar una vida activa y cuando sea necesario, apoyarse de terapia conductual y tratamiento farmacológico o quirúrgico que sean efectivos, seguros y accesibles en función a su historia de vida, hábitos y necesidades.

Al respecto, Ricardo Luna, socio fundador de la Sociedad Mexicana de Obesidad, dijo que es importante que el profesional de la salud, construya nuevas estrategias para el diagnóstico, vigilancia y control de la enfermedad hasta alcanzar las metas realistas con su paciente de acuerdo a sus necesidades, hábitos, ambiente basado en un tratamiento individualizado”.

Por su parte, Mónica González, una mujer que decidió tranformar su vida y reducir de peso, comentó que sería bueno que se dieran clases de nutrición desde la escuela primaria para crecer con ese conocimiento y aprender a comer sanamente. Así también señaló la importancia de aceptarse a uno mismo y reconocer que se tiene un problema “Hay que trabajar para ser una mejor persona y crecer más saludable”, enfatizó.

El gran reto que se tiene como sociedad es reconocer que la obesidad no es una enfermedad estética. En México, 74.2% de los adultos viven con sobrepeso u obesidad  y 81.6% tienen obesidad abdominal. Por edad, las prevalencias más altas se encuentran en la cuarta y quinta década de la vida, en la cual 83.6% de la población presentó sobrepeso u obesidad, lo que es 4.3 veces más la posibilidad de tener obesidad en este grupo de edad que en la segunda década de la vida”.

En su oportunidad Alicia Ramírez Huerta, Ex presidenta nacional de la Asociación Mexicana de Nutriología (AMENAC), pidió dejar de seguir los consejos de los influencers y acudir con el médico especialista, ya que son las personas indicadas para guiar de manera correcta en la pérdida de peso.  Además indicó que ahora al estar más tiempo en casa se tiene más libertad para hacer ejercicio y cocinar en casa de manera sana, lo que contribuye a dejar de seguir la línea para padecer un infarto y cuestionó ¿qué estamos haciendo en nuestras familias para cambiar la historia?

Y es que la historia de la obesidad está muy ligada a la introducción al mercado de los productos ultraprocesados, ya que se ha visto que desde la década de 1980 el estilo de vida cambió debido al aumento en el consumo de calorías aumento, al estar más tiempo sentado frente a las computadoras, y ahora al estar confinados, todo ello ha disparado la obesidad.

Esto se ha visto en todo el país, regiones como Yucatán, Nuevo León, Chihuahua, la Ciudad de México son las de mayor porcentaje de población con obesidad. Incluso las zonas rurales han aumentado sus índices de obesidad debido a que ya están llegando alimentos no tan saludables.

Por ello, “Tomando acciones podemos construir mayor conocimiento de la enfermedad, pero sobre todo de la mano de un profesional de la salud que acompañe al paciente que vive con sobrepeso u obesidad a través de la adopción de un estilo de vida saludable y un tratamiento médico serio que mejore su calidad de vida”, indicó Ricardo Luna, presidente de la Federación Centroamericana y del Caribe de Obesidad y Metabolismo (FECCOM). Cabe señalar que la campaña se difundirá a través de plataformas digitales para lograr un mayor alcance con el público objetivo. Igualmente, se reforzará la campaña con los profesionales de la salud.

Continuar leyendo

Salud

Desarrollo de habilidades solución a caos e incertidumbre causados por pandemia

Publicado

el

Ciudad de México, 11 de enero, 2022.- La frustración es uno de los principales impactos que la pandemia a dejado a niños, jóvenes y adultos, ya que no estaban acostumbrados a sentir y a que antes “teníamos mayor control en nuestras vidas, teníamos certidumbre, teníamos una rutina clara y ahora lo que hay es todo, menos rutina”, comentó Gabriela Gallegos Oliva, directora general de Renasci, Desarrollo Empresarial y Transformación Humana.

La psicóloga y tanatóloga señaló que estos cambios se han dado ya que ahora se puede trabajar vía virtual, en ocasiones presencial y en otras de las dos formas, lo que involucra trasladarse o no a la oficina o a la escuela.  “Antes íbamos a nuestros lugares de trabajo, la empresa, la escuela, donde fuera, y la vida era o parecía más sencilla; ahora es bastante más complicada y por ello es necesario el fortalecimiento del desarrollo socioemocional, donde se trabajan aspectos fundamentales como la tolerancia a la frustración y la resiliencia”.

Por ello, dio a conocer la realización del Diplomado “Renacer, Desarrollo de Habilidades para la Vida en la Nueva Normalidad”, que iniciará el 4 de Febrero de 2022, cuyo propósito principal “Es sensibilizar a los asistentes para que desarrollen nuevas y mejores estrategias que las que tenían antes de la llamada nueva normalidad, a fin de enfrentar el caos, la incertidumbre, la falta de fluidez económica,  la parálisis por el miedo, la prevención de enfermedades por estrés, así como los duelos por muertes de familiares, amigos y conocidos”. 

Ante la situación que se vive, el primer módulo del Diplomado Renacer se enfoca en el desarrollo socioemocional, porque es muy importante que las personas aprendan a gestionar de forma asertiva sus emociones.

“Las emociones básicas nos ayudan a gozar de la vida, a sobrevivir, sin embargo, si dejamos que ellas guíen y sean quienes tomen el control, pueden llegar a ser profundamente destructivas. Aprender a enfrentar el miedo y lograr que no nos paralice; aprender a expresar el enojo de forma asertiva y por ejemplo a procesar la tristeza, nos da herramientas para poder transformar en luz, la oscuridad”, agregó.

La especialista, explicó que al nacer, niñas y niños aprenden de forma natural y la experiencia los va enfrentando para tolerar la frustración. Por ejemplo, el niño quiere leche y en ese momento la mamá no lo puede atender, ese deseo tiene que ser postergado, lo que le permite al menor enfrentarse a la frustración. Es un proceso natural que estimula el desarrollo psíquico de los seres humanos.  Y esto va siendo de mucha valía y utilidad para que, por ejemplo en la adolescencia, si tienen un rompimiento amoroso, no opten por el suicidio, o no se hagan cutting ante cualquier frustración.

El Diplomado busca que los asistentes puedan adquirir y desarrollar mejores estrategias y que las implementen ante la continuidad de estas frustraciones, para que no accedan a la locura, a la depresión profunda, a los trastornos de ansiedad. No se requiere ser profeta para saber que estaremos también inmersos muy pronto en una pandemia de depresión y de ansiedad, debido a casi 2 años de confinamiento, derivado de las situaciones actuales.

“Entonces, para salvarnos, para pasar de la sobrevivencia a la supervivencia, necesitamos fortalecer las competencias con las que contemos, soltar lo que hoy ya no nos funciona y desarrollar nuevas y mejores estrategias para enfrentar con éxito las tormentas que parecen cotidianas en la llamada “nueva normalidad”, lo cual será uno de los beneficios del Diplomado “Desarrollo de Habilidades para la Vida en la Nueva Normalidad”, con duración de 8 meses, distribuidos en 7 Módulos con sesiones semanales, en modalidad virtual. Mayores informes en www.renasci.com.mx

Continuar leyendo

Salud

Detección temprana, impide avance de síndrome de Turner

Publicado

el

Ciudad de México, 31 de diciembre, 2021.- Atender oportunamente los efectos más adversos del Síndrome de Turner, no sólo reduce el daño físico, también repercute en reducir el impacto emocional y social, por ello el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) promueve el diagnóstico temprano y brinda tratamiento multidisciplinario de alta especialidad para este padecimiento, informó la encargada del servicio de Genética Médica del Centro Médico Nacional (CMN) “20 de Noviembre”, María del Carmen Chima Galán.

La pérdida total o parcial de un cromosoma “x” causa el síndrome de Turner, el cual afecta mucho la calidad de vida e integración social de niñas y mujeres que lo padecen, en la infancia no crecen lo suficiente, más tarde no menstrúan y no desarrollan caracteres sexuales secundarios, explicó.

Enfatizó que la confirmación diagnóstica temprana y la vigilancia estrecha desde la infancia son muy importantes para que reciban los máximos beneficios de terapias hormonales.

“En el servicio de Genética Médica del CMN ‘20 de Noviembre’ atendemos anualmente entre 12 y 14 niñas con síndrome de Turner, de diferentes estados del país; representan 10% de toda la consulta y es una de las principales alteraciones cromosómicas que vemos”, indicó Chima Galán.

“Aquí hacemos el diagnóstico definitivo a través del estudio de cariotipo, fundamental para explicarnos por qué el genotipo puede ser más leve o atenuado en las niñas o incluso que tenga un componente con más efecto a nivel intelectual en algunas pacientes”, puntualizó.

En la atención multidisciplinaria de estas pacientes participan médicos genetistas en colaboración con las especialidades de endocrinología pediátrica, psicología, medicina interna, cardiología y ortopedia, para atender las diferentes alteraciones que presentan las niñas, además de los médicos generales.

Primero con la hormona del crecimiento, para ayudarlas a alcanzar una talla lo más cercana a la normal, posteriormente, en la adolescencia, con hormonas esteroideas, las cuales les ayudarán a desarrollar los caracteres sexuales secundarios y disminuir o evitar el riesgo de osteoporosis, debido a la relevancia de éstas en la mineralización ósea.

Para lograr los mejores resultados, estas terapias se indican en momentos precisos del desarrollo, de ahí lo relevante de mantenerlas en estrecha vigilancia médica.

Otras manifestaciones físicas fenotípicas del síndrome de Turner son la presencia de un cuello corto y ancho, tórax ancho, alteraciones en pabellones auriculares y en extremidades, como el acortamiento de tercer y cuarto dedos de las manos.

También puede asociarse a cardiopatías congénitas, hipotiroidismo y problemas en el aprendizaje (en algunos casos se les dificultan las matemáticas), sobre todo cuando el padecimiento se debe a la falta de una fracción específica del cromosoma “x”.

De acuerdo con la especialista, el síndrome de Turner tiene una prevalencia mundial de un caso por cada dos mil 500 recién nacidas; en tanto que en México el último reporte del INEGI menciona que existen alrededor de 28 mil pacientes con esta alteración.

Destacó la importancia de visibilizar la discriminación que sufren las pacientes con Síndrome de Turner debido a sus condiciones diferentes, “algunas llegan a presentar depresión grave, la mayoría no se casan y solo 10% llegan a tener vida sexual; aunque en general poseen capacidades para desarrollarse intelectualmente, dejan de estudiar porque no se sienten aceptadas”.

Por último, la especialista del ISSSTE hizo un llamado a la población a tratar con comprensión, respeto y empatía a niñas y mujeres con el síndrome de Turner y en general, a las personas con capacidades diferentes, les invitó a acercarse a agrupaciones como la Asociación de Síndrome de Turner México A.C. para sumar acciones y recursos en apoyo a personas afectadas.

Continuar leyendo