Conecta con nosotros

Salud

Piden a gobierno, mayor atención a personas con discapacidad

Publicado

el

Ciudad de México, 5 de abril 2021.- Desde que iniciaron las campañas de vacunación a nivel mundial a principios de año, varias organizaciones han alzado la voz para reclamar que se considere a las personas con discapacidad (PCD) como un grupo prioritario de las estrategias de inmunización. Sin embargo, los programas de vacunación nacional toman en cuenta como principal criterio la edad.

“Deberían entrar en el primer grupo de prioridad las personas de riesgo como son las que tienen discapacidad y aquellas que presentan enfermedades crónico degenerativas, ya que están más expuestas y sus síntomas pueden ser distintos a una persona que tiene un sistema inmunológico mejor”, alerta Mónica Guadalajara, Gerente de Ventas para México, Centroamérica y Caribe de Ottobock, compañía alemana con más de 100 años de experiencia en la atención a personas con discapacidad.

Recientemente, la Alianza Internacional de Discapacidad, que representa a más de mil millones de personas con discapacidad en todo el mundo, hizo una petición a la Organización Mundial de la Salud para priorizar el acceso de éstas a las vacunas.

“Muchas de las personas con discapacidad son más propensas a tener enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, problemas del corazón o respiratorios. También hay amputados debido al cáncer o porque tienen osteosarcoma que presentan sistemas inmunológicos debilitados”, explica Mónica.

Además, la especialista recuerda que cuando una persona utiliza una silla de ruedas o una prótesis, tiene un desgaste superior al cambiar su centro de gravedad, lo que afecta directamente al gasto cardiaco y pulmonar.

“Las personas con cáncer presentan un sistema inmunológico que no está en condiciones óptimas por su enfermedad o por los tratamientos de radio y quimioterapia y sí deberían ser considerados como prioritarias al estar en mayor riesgo” subraya la doctora Paulina Muñoz, médico especialista en rehabilitación del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR).

Paulina trabaja en el servicio de rehabilitación de amputados del INR Luis Guillermo Ibarra Ibarra. Esta unidad atiende a más de 2 mil pacientes anualmente y la principal causa de amputación es la diabetes (33 por ciento) seguido de causas traumáticas como accidentes viales (41 por ciento) y tumores (casi un 10 por ciento).

Del total de pacientes del centro, 75% son menores de 60 años y de éstos, más del 30% presentan comorbilidades como diabetes o hipertensión. “Creo que se debería considerar como prioridad a las personas que tienen algún factor de riesgo para desarrollar la enfermedad grave por covid-19 con independencia de la edad. Además, también es importante considerar a los cuidadores o trabajadores de asilos y no sólo a los trabajadores sanitarios de instituciones públicas”, señala Paulina.

Por su parte, la Doctora Elisa Zamudio, del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familia (DIF), organismo que atiende anualmente a más de 76 mil personas con discapacidad a través de sus más de mil 600 unidades de rehabilitación, coincide con Paulina. “Aunque no tengan más de 60 años, en México hay muchos jóvenes amputados de 20, 30 o 40 años que presentan patologías concomitantes como la diabetes o la hipertensión que complican más la covid-19”, explica Elisa.

Pobreza y desigualdad

En el documento rector sobre la política de vacunación contra el virus SARS-CoV-2, el grupo técnico asesor para la vacuna en México, conformado por expertos externos a la Secretaría de Salud, recomendó también tomar en cuenta criterios como la pobreza y la desigualdad.

En este sentido, de los 20.8 millones de personas con discapacidad del censo de población 2020 realizado por el Inegi, menos del 10% de ellas recibe un estímulo económico de la Secretaría de Bienestar, de acuerdo con estimaciones realizadas por Ottobock y se encuentran entre los grupos más vulnerables.

La Fundación Paralife estima que el 70% de las personas con discapacidad trabaja en la economía informal, por lo cual dependen de sus actividades diarias para generar ingresos y no pueden guardar la cuarentena. “Recordemos que muchos de ellos han pasado a engrosar la lista de desempleo debido a los recortes y los que aún trabajan, están más expuestos al contagio porque sus aparatos (muletas, prótesis, sillas de ruedas) tienen superficies en las que sobrevive el virus”, señala Guadalajara.

En lo que va del sexenio, el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador ha invertido 9.8 millones de pesos en el Programa Pensión para el Bienestar, en el cual están inscritas 805 mil 244 personas, una cifra muy menor si se considera que las PCD representan el 16.5% de la población total nacional de acuerdo con el censo de población 2020 del Inegi.

Un derechohabiente del Programa Pensión para el Bienestar recibe 2 mil 550 pesos bimestrales. Una cantidad ínfima si se tiene en cuenta que el 54% de las PCD vive en condiciones de pobreza, de acuerdo con el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

En México, las PCD constituyen el grupo social más discriminado, de acuerdo con la Encuesta Nacional Sobre Discriminación 2017 del Inegi. Y aunque la subsecretaria de Bienestar, Ariadna Montiel, ha dicho que AMLO es “un gran aliado” de la discapacidad, la realidad es muy distinta. Un análisis del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 indica que las PCD siguen siendo soslayadas de la agenda pública.

Por ejemplo, en el DIF siempre se ha contemplado un programa para la atención a personas con discapacidad; para el siguiente año, ese programa no tiene presupuesto asignado. Tampoco está incluido el Fondo para la Accesibilidad en el Transporte Público para Personas con Discapacidad, que el año pasado recibió un fondo de 400 millones de pesos. En el sector educativo el asunto se agrava.

Para 2021, la SEP no contempla el Programa de Inclusión y Equidad Educativo ni el de Fortalecimiento de Planteles Federales de Educación.

En la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) desapareció, también, el presupuesto para el Mecanismo Independiente del Monitoreo Nacional de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que en 2020 recibió 17 millones.

Continuar leyendo
Deja tu comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salud

Recomiendan fortalecer el sistema inmunológico ante Coronavirus

Publicado

el

Ciudad de México, 19 de enero, 2022.- Los contagios con la nueva variante Ómicron del virus COVID-19, ha roto todos los récords de contagio en México y aunque aún no existe nada que pueda erradicarlo la única manera de que niños y adultos estén protegidos es teniendo un sistema inmunológico fuerte.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que aún no existe evidencia certera de que los síntomas por Ómicron sean distintos a los de otras variantes. Sin embargo, diversos estudios alrededor del mundo están encontrando pequeñas diferencias de síntomas presentados en pacientes con la nueva variante, señaló Patricia Ramírez, infectóloga pediatra, investigadora extramuros del Instituto Nacional de Pediatría.

Algunos de los síntomas presentados por las personas contagiadas son fatiga, dolores de cabeza y cuerpo, dolores de garganta y tos ocasional, todos presentados de manera leve. Asimismo, en un estudio publicado por el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) confirmó que el síntoma más común de las personas infectadas por la variante Ómicron es la tos seca, que afecta hasta un 89% de las personas que han contraído el virus, agregó la especialista1.

Se debe mencionar que por el momento no existe nada que pueda inhibir a COVID-19 y a sus variantes, se ha estado mencionando que el lisado bacteriano lo inhibe, pero este medicamento apenas está en estudios experimentales de laboratorio (in vitro) y aún no se ha probado contra la enfermedad, por eso lo mejor que se puede hacer en tiempos de incertidumbre para evitar enfermarse es mantener un sistema inmunológico fuerte y saludable, ya que este será la principal defensa contra las enfermedades, ya sea COVID-19, influenza o cualquier otro virus y baterías respiratorias..

A pesar de la amplia variedad de antibióticos y vacunas para tratar y prevenir las infecciones respiratorias, la morbimortalidad de estas enfermedades continúa siendo muy alta. Entonces ¿Cómo podemos lograr esa fortaleza? No hay recetas ni suplementos mágicos que conviertan nuestro organismo en una especie de fortaleza inmune a las agresiones del COVID-19 u otros patógenos, pero sí factores que nos permiten estar en mejores posiciones en esta lucha.

Por tal motivo es recomendable añadir al tratamiento integral un inmunomodulador como pidotimod para brindar inmunidad protectora contra los agentes infecciosos llámense virus o bacterias, sobre todo en los niños que tienen un sistema inmune inmaduro, en personas con alguna enfermedad crónica como diabetes y en los adultos mayores en el que su sistema inmunológico está envejeciendo, junto con una dieta equilibrada, acompañada de un buen descanso, evitar el tabaco y alcohol y realizar actividad física alrededor de unos 30 minutos al día, son aspectos esenciales para poder afrontar esta batalla, comentó Gerardo López, alergólogo e infectólogo pediatra, director general de Asistencia Pediátrica Integral (API)

Los inmunomoduladores como el pidotimod son un grupo de fármacos usados para evitar las infecciones respiratorias agudas (IRA) e infecciones respiratorias de repetición en niños y adultos. Su acción es estimular el sistema inmunitario tanto en la inmunidad innata o de primer contacto y en la adaptativa con la formación de anticuerpos, son una medida eficaz en el tratamiento de las infecciones respiratorias, debido a que refuerzan directa o indirectamente la actividad inmunológica que se encuentra disminuida en los pacientes afectados por estos padecimientos.

Y aunque cada día contamos con más información de lo que podemos hacer para protegernos y ya contamos con una vacuna, no debemos bajar la guardia contra esta pandemia y seguir incorporando como rutina diaria el lavado habitual de manos, el uso de gel, el uso de cubrebocas y mascarillas en lugares cerrados o cuando no se posible la sana distancia y no asistir a lugares concurridos, concluyó Jorge Macías, Médico Especialista en inmunología clínica y alergia pediátrica.

1.- Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR) SARS-CoV-2 B.1.1.529 (Omicron) Variante: Estados Unidos, del 1 al 8 de diciembre de 2021. https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/70/wr/mm7050e1.htm

Continuar leyendo

Salud

Necesario construir estrategias para tratar la obesidad como enfermedad

Publicado

el

Ciudad de México 12 de enero, 2021.- La obesidad debe ser tratada con seriedad, lo que supone un cambio desde la raíz de esta enfermedad tan compleja, además de atender las posibles comorbilidades, comentó Julio Morfín, gerente médico de Ifa Celtics, al dar a conocer en conferencia de prensa la campaña “Cambia la historia de la Obesidad”.

La campaña busca concientizar al público en general sobre el tratamiento de la obesidad como una enfermedad, que requiere una estrategia integral que involucre un cambio en el estilo de vida, una sana alimentación, llevar una vida activa y cuando sea necesario, apoyarse de terapia conductual y tratamiento farmacológico o quirúrgico que sean efectivos, seguros y accesibles en función a su historia de vida, hábitos y necesidades.

Al respecto, Ricardo Luna, socio fundador de la Sociedad Mexicana de Obesidad, dijo que es importante que el profesional de la salud, construya nuevas estrategias para el diagnóstico, vigilancia y control de la enfermedad hasta alcanzar las metas realistas con su paciente de acuerdo a sus necesidades, hábitos, ambiente basado en un tratamiento individualizado”.

Por su parte, Mónica González, una mujer que decidió tranformar su vida y reducir de peso, comentó que sería bueno que se dieran clases de nutrición desde la escuela primaria para crecer con ese conocimiento y aprender a comer sanamente. Así también señaló la importancia de aceptarse a uno mismo y reconocer que se tiene un problema “Hay que trabajar para ser una mejor persona y crecer más saludable”, enfatizó.

El gran reto que se tiene como sociedad es reconocer que la obesidad no es una enfermedad estética. En México, 74.2% de los adultos viven con sobrepeso u obesidad  y 81.6% tienen obesidad abdominal. Por edad, las prevalencias más altas se encuentran en la cuarta y quinta década de la vida, en la cual 83.6% de la población presentó sobrepeso u obesidad, lo que es 4.3 veces más la posibilidad de tener obesidad en este grupo de edad que en la segunda década de la vida”.

En su oportunidad Alicia Ramírez Huerta, Ex presidenta nacional de la Asociación Mexicana de Nutriología (AMENAC), pidió dejar de seguir los consejos de los influencers y acudir con el médico especialista, ya que son las personas indicadas para guiar de manera correcta en la pérdida de peso.  Además indicó que ahora al estar más tiempo en casa se tiene más libertad para hacer ejercicio y cocinar en casa de manera sana, lo que contribuye a dejar de seguir la línea para padecer un infarto y cuestionó ¿qué estamos haciendo en nuestras familias para cambiar la historia?

Y es que la historia de la obesidad está muy ligada a la introducción al mercado de los productos ultraprocesados, ya que se ha visto que desde la década de 1980 el estilo de vida cambió debido al aumento en el consumo de calorías aumento, al estar más tiempo sentado frente a las computadoras, y ahora al estar confinados, todo ello ha disparado la obesidad.

Esto se ha visto en todo el país, regiones como Yucatán, Nuevo León, Chihuahua, la Ciudad de México son las de mayor porcentaje de población con obesidad. Incluso las zonas rurales han aumentado sus índices de obesidad debido a que ya están llegando alimentos no tan saludables.

Por ello, “Tomando acciones podemos construir mayor conocimiento de la enfermedad, pero sobre todo de la mano de un profesional de la salud que acompañe al paciente que vive con sobrepeso u obesidad a través de la adopción de un estilo de vida saludable y un tratamiento médico serio que mejore su calidad de vida”, indicó Ricardo Luna, presidente de la Federación Centroamericana y del Caribe de Obesidad y Metabolismo (FECCOM). Cabe señalar que la campaña se difundirá a través de plataformas digitales para lograr un mayor alcance con el público objetivo. Igualmente, se reforzará la campaña con los profesionales de la salud.

Continuar leyendo

Salud

Desarrollo de habilidades solución a caos e incertidumbre causados por pandemia

Publicado

el

Ciudad de México, 11 de enero, 2022.- La frustración es uno de los principales impactos que la pandemia a dejado a niños, jóvenes y adultos, ya que no estaban acostumbrados a sentir y a que antes “teníamos mayor control en nuestras vidas, teníamos certidumbre, teníamos una rutina clara y ahora lo que hay es todo, menos rutina”, comentó Gabriela Gallegos Oliva, directora general de Renasci, Desarrollo Empresarial y Transformación Humana.

La psicóloga y tanatóloga señaló que estos cambios se han dado ya que ahora se puede trabajar vía virtual, en ocasiones presencial y en otras de las dos formas, lo que involucra trasladarse o no a la oficina o a la escuela.  “Antes íbamos a nuestros lugares de trabajo, la empresa, la escuela, donde fuera, y la vida era o parecía más sencilla; ahora es bastante más complicada y por ello es necesario el fortalecimiento del desarrollo socioemocional, donde se trabajan aspectos fundamentales como la tolerancia a la frustración y la resiliencia”.

Por ello, dio a conocer la realización del Diplomado “Renacer, Desarrollo de Habilidades para la Vida en la Nueva Normalidad”, que iniciará el 4 de Febrero de 2022, cuyo propósito principal “Es sensibilizar a los asistentes para que desarrollen nuevas y mejores estrategias que las que tenían antes de la llamada nueva normalidad, a fin de enfrentar el caos, la incertidumbre, la falta de fluidez económica,  la parálisis por el miedo, la prevención de enfermedades por estrés, así como los duelos por muertes de familiares, amigos y conocidos”. 

Ante la situación que se vive, el primer módulo del Diplomado Renacer se enfoca en el desarrollo socioemocional, porque es muy importante que las personas aprendan a gestionar de forma asertiva sus emociones.

“Las emociones básicas nos ayudan a gozar de la vida, a sobrevivir, sin embargo, si dejamos que ellas guíen y sean quienes tomen el control, pueden llegar a ser profundamente destructivas. Aprender a enfrentar el miedo y lograr que no nos paralice; aprender a expresar el enojo de forma asertiva y por ejemplo a procesar la tristeza, nos da herramientas para poder transformar en luz, la oscuridad”, agregó.

La especialista, explicó que al nacer, niñas y niños aprenden de forma natural y la experiencia los va enfrentando para tolerar la frustración. Por ejemplo, el niño quiere leche y en ese momento la mamá no lo puede atender, ese deseo tiene que ser postergado, lo que le permite al menor enfrentarse a la frustración. Es un proceso natural que estimula el desarrollo psíquico de los seres humanos.  Y esto va siendo de mucha valía y utilidad para que, por ejemplo en la adolescencia, si tienen un rompimiento amoroso, no opten por el suicidio, o no se hagan cutting ante cualquier frustración.

El Diplomado busca que los asistentes puedan adquirir y desarrollar mejores estrategias y que las implementen ante la continuidad de estas frustraciones, para que no accedan a la locura, a la depresión profunda, a los trastornos de ansiedad. No se requiere ser profeta para saber que estaremos también inmersos muy pronto en una pandemia de depresión y de ansiedad, debido a casi 2 años de confinamiento, derivado de las situaciones actuales.

“Entonces, para salvarnos, para pasar de la sobrevivencia a la supervivencia, necesitamos fortalecer las competencias con las que contemos, soltar lo que hoy ya no nos funciona y desarrollar nuevas y mejores estrategias para enfrentar con éxito las tormentas que parecen cotidianas en la llamada “nueva normalidad”, lo cual será uno de los beneficios del Diplomado “Desarrollo de Habilidades para la Vida en la Nueva Normalidad”, con duración de 8 meses, distribuidos en 7 Módulos con sesiones semanales, en modalidad virtual. Mayores informes en www.renasci.com.mx

Continuar leyendo